"La diálisis está en peligro por falta de pago", advierten los prestadores

Los prestadores de diálisis a nivel nacional advierten que el servicio que brindan -esencial para la supervivencia de 30.000 pacientes en el país- está en riesgo de caer porque el gobierno nacional agravó el atraso en los pagos y el congelamiento de sus aranceles frente al incremento de dólar a lo largo del año los ha puesto en crisis.

"La situación es insostenible y la diálisis peligra", afirmó el presidente de la Asociación de Prestadores de Diálisis y Trasplantes de Rosario, Sergio Marinovich. El reclamo apunta a la mala política de pagos de Pami y del programa Incluir Salud (ex ProFe). El problema atañe a 30.000 pacientes que se dializan a diario en todo el país, y a los 12.000 trabajadores del sistema, entre médicos, enfermeros, nutricionistas y psicólogos, entre otros.

El programa Incluir Salud -dependiente del Ministerio de Salud- adeuda las prestaciones de julio pasado, y el Pami dejó de pagar a 30 días y ahora lo hace a 60 días, además de no haber actualizado su arancel. En la provincia de Santa Fe hay 2.000 pacientes bajo diálisis, de los cuales 830 son afiliados al Pami y 400 al ProFe, es decir, el 56 por ciento del total. Demasiados que perjudican la ecuación económica de los prestadores.

El programa Incluir Salud adeuda los últimos seis meses, mientras que Pami llegó al extremo de reducir, arbitraria y unilateralmente, la contraprestación comprometida por contrato, suprimiendo el pago de los Incentivos de Calidad.

l Estado les paga a los centros de diálisis entre 100 y 120 dólares por cada sesión. Los prestadores comparan con los 400 dólares o más que se pagan en Estados Unidos y Europa. "Y sin incluir el servicio de traslado que busca al paciente en su casa y luego lo regresa", precisó Marinovich.

"La respuesta es que no tienen plata y que deben ajustar. Está bien, pero ajusten por otro lado, no por un servicio que mantiene con vida a 30.000 personas. Nosotros seguiremos dializando hasta las últimas, pero que el gobierno se haga cargo de lo que ocurra", advirtió.

La confederación que nuclea a los centros de diálisis del país emitió un comunicado: "Ni Pami ni el programa Incluir Salud actualizaron los valores que pagan por las prestaciones de manera que alcance para brindar la práctica, lo cual ha llevado a los centros a un absoluto desfinanciamiento y a una gravísima situación que pone en riesgo la continuidad asistencial".

"Por estas razones -continuó-, nos vemos obligados a alertar e informar a las autoridades, a nuestros pacientes y a la opinión pública en general, que la actividad se encuentra en serio riesgo de continuar brindando el tratamiento indispensable para mantener con vida a miles de personas".

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo