sec-corbata

Control a panaderos: la Muni descarta una clausura masiva de locales

La Asociación de Industriales Panaderos denunció que la crisis en el sector no sólo se debe a la caída del consumo, sino a la producción clandestina de pan que provoca una competencia desleal. Sin embargo, desde la Municipalidad descartaron que la no habilitación de un comercio incida en el precio del producto y aclararon que sólo 4 o 5 panaderías de la ciudad no tenía una certificación oficial.

"Desde el primero de enero se clausuraron 750 comercios, de los cuales 200 tenían venta de pan, pero no quiere decir que eran panaderías", explicó el subsecretario de Control y Convivencia Ciudadana, Guillermo Turrín, en diálogo con Ariel Bulsicco en Sí 98.9.

El funcionario municipal afirmó que la cantidad de locales suspendidos no es mayor a la de otros años y comentó que los industriales panaderos realizaron un listado con la dirección de 15 locales donde, según la entidad, se vendía y elaboraba pan de forma ilegal. "Hemos visitado a los 15 comercios: en algunos no se detectó actividad comercial, en otros se han clausurado por falta de habilitación y el resto tienen todo en regla", remarcó.

Turrín manifestó que sólo 4 o 5 negocios, de la lista de 15, fueron clausurados; y aclaró que esa cantidad de locales no impacta sobre el mercado del rubro.

"La queja de la cámara (de industriales panaderos) es por competencia desleal, pero estos 200 comercios no pueden mover el amperímetro del mercado", dijo el subsecretario y comentó que la incidencia del tributo municipal en la generalidad de los impuestos de un negocio es menor, por lo tanto, la falta de habilitación de un comercio "no mueve el costo laboral" o incide directamente en el costo del pan.

¿Control o persecución?

Flavio es el titular de una panadería ubicada en bulevar Seguí al 3200 y ha sido señalado por la Asociación de Industriales Panaderos como un comercio ilegal. Sin embargo, los inspectores municipales corroboraron que la denuncia era falsa.

"Ya me amenazaron, vengo con una disputa de tiempo atrás. Hace dos años mantuve el precio del pan durante a 10 pesos el kilo, y de los industriales panaderos salieron a decir que yo evadía impuestos", señaló el panadero, en diálogo con Rosarioplus.com.

El dueño de Alimentos con Amor afirmó que las panaderías de barrio sirven para sostener el precio accesible de los productos, en cambio, los grandes comercios "ponen el precio que quieren".

"La baja del consumo se debe a que la gente se quedó sin plata, no a que nosotros nos quedamos con los clientes", indicó el comerciante y agregó: "Nos aumentaron el gas más de mil porciento y ese costo no se lo puedo trasladar a los productos porque me bajan más la ventas. Hay veces que entra más gente a pedir que a comprar".

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo