sec-corbata

Condenaron a 18 años al autor de un crimen a sangre fría

Un tribunal condenó este lunes a 18 años de prisión a un joven como el asesino de un convicto ejecutado a tiros un día después de la Navidad de 2015, en el barrio La Cerámica, de zona norte.
Franco Elías Duarte deberá purgar esa condena, a instancias del pedido del fiscal Adrián Spelta, convalidado por los jueces Román Lanzón, Gonzalo López Quintana y Carlos Leiva.
La víctima se llamaba Carlos Escobar, le decían "Costilla", y purgaba una sentencia por robo en la cárcel de Coronda. Tenía 31 años y en esos días gozaba de un permiso de salida transitoria del Servicio Penitenciario para visitar a su familia en Rosario, en ocasión de las fiestas de fin de año. Aquella tarde, Escobar caminaba con su esposa, dos hijas y otra pareja por Siripo al 1400, detrás de la fábrica Cerámica Alberdi, cuando fue sorprendido por dos hombres que llegaron en moto. Uno de ellos bajó y, sin quitarse el casco, esgrimió una pistola y vació el cargador contra Escobar. El blanco cayó fulminado por cuatro impactos, y también el hombre que lo acompañaba -su cuñado- resultó herido.

La cuadra donde ocurrió el crimen de Escobar, en La Cerámica.

El conductor de la moto escapó y dejó al pistolero a merced de los testigos. El autor de los disparos quiso escapar, pero quienes acompañaban a Escobar y algunos vecinos lo atraparon y redujeron entre patadas y golpes, y le quitaron el arma y el casco. 
Antes de que llegara la policía, aparecieron la novia y una hermana del tirador, y a fuerza de palos y piedras lo rescataron y lo liberaron. Al día siguiente, el agresor -ya reconocido como Franco Duarte- fue hasta la casa de Escobar y recuperó su pistola con amenazas de incendiar la vivienda. Se mantuvo prófugo durante un mes hasta que a fines de enero de 2016 fue detenido por policías de la División Judiciales de la Región IV que lo encontraron oculto detrás de un mueble en un asentamiento en Circunvalación y Ayacucho.
El otro partícipe del homicidio (quien manejaba la moto) no fue juzgado porque se encontraba prófugo, pero recientemente fue recapturado. 
Hoy, en la sala 3 del Centro de Justicia Penal, se le imputó haber participado del asesinato de Escobar, robo y resistencia a la autoridad, por lo que el juez Juan Andrés Donnola le dictó prisión preventiva por el plazo de ley.
En cuanto a Duarte, el tribunal de Lanzón, López Quintana y Leiva, cerró el juicio oral y dictó la condena a 18 años de prisión efectiva.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo