Una exposición digital registra el patrimonio de la humanidad

Una exposición digital de la biblioteca Europeana pretende ayudar a restaurar el patrimonio cultural europeo con tecnología 3D, gracias a un catálogo público de cerca de 50 millones de manuscritos, planos, dibujos y modelos.

El proyecto, puesto en marcha a partir del incendio de la catedral de Notre Dame (Francia), el pasado 15 de abril, gira en torno a una única base de datos pública que aglutina todo tipo de material gráfico sobre el patrimonio histórico del continente. 

El fuego que asoló el templo parisino hizo recordar que todo en este planeta, incluido el patrimonio de la humanidad, es efímero. Por lo que nació la exhibición "Patrimonio en riesgo", un catálogo digitalizado de recursos aportados por universidades, bibliotecas, centros de investigación y otras entidades culturales y educativas de los distintos Estados miembros, explicó el administrador de colecciones en Europeana, Douglas McCarthy.

Así, conservadores, restauradores y arquitectos pueden descargar y utilizar, por ejemplo, el material gráfico disponible del Palacio Ducal de Venecia procedente de la Biblioteca Nacional de España o un modelo en 3D de la Rotonda de Galerio (en el norte de Grecia), creado por el centro griego de investigación e innovación Athena.

La novedad de esta biblioteca digital es que incluye modelos en tres dimensiones de algunos elementos del patrimonio cultural europeo, lo cual puede facilitar mucho los trabajos de conservación y restauración.

En concreto, se pone como ejemplo la propuesta de una compañía holandesa Concr3de de crear modelos de distintas partes de Notre Dame en 3D e imprimirlos en una mezcla de piedra caliza y ceniza. A ello podría destinarse también el trabajo desarrollado por el ya fallecido Andrew Tallon, profesor en la universidad Vassar College, en Nueva York (Estados Unidos), que podría ser determinante para la restauración del templo parisino, destacó McCarthy.

Además de Notre Dame, otras catedrales, monumentos, obras de arte e incluso ciudades están en riesgo de desaparecer, ya sea a causa de un incendio, de una catástrofe natural o de la actividad humana, como la contaminación o la sobreexplotación turística y podrían ser renovadas a través de este catálogo, considera McCarthy.

Venecia es el ejemplo más citado a la hora de ilustrar las consecuencias devastadoras que puede tener el impacto humano por la sobreexplotación turística del lugar. También la crisis climática, que provoca la subida del nivel del mar, supone una grave amenaza para la ciudad italiana.

Otros iconos europeos en riesgo son la Ciudad marítima y mercantil de Liverpool (Reino Unido) y el centro histórico de Viena (Austria) , debido a distintos proyectos urbanísticos, según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

La Lista del Patrimonio Mundial en Peligro de la UNESCO también incluye los monumentos medievales de Kosovo por las dificultad que plantea su gestión y conservación en un contexto de inestabilidad política.

(EFE)

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo