Fiebre amarilla: no se sumarán centros de vacunación

Los referentes de las áreas de Salud Pública de la Provincia y la Municipalidad se reunieron este martes por la tarde para evaluar la situación de los centros de vacunación y la alta demanda de vacunas contra la fiebre amarilla. A pesar de "psicosis" de los rosarinos, los funcionarios decidieron no ampliar la cantidad de lugares para aplicar la inyección.

“Más allá del tema en particular de la fiebre amarilla, es muy importante que el ciudadano tenga el calendario de vacunación al día, porque es más probable que uno se lastime o se corte en la playa a que tenga fiebre amarilla", remarcó la ministra de Salud Provincial, Andrea Uboldi.

Asimismo, la funcionaria explicó que “al momento de la inoculación de la vacuna, esta no tiene un efecto inmediato, sino que el paciente va a necesitar 15 días de tiempo para generar anticuerpos. Por eso, desaconsejamos que la persona con el auto cargado y el día previo a viajar concurra a un efector a vacunarse, esto no corresponde y tienen la indicación los vacunadores de no aplicar la dosis”.

También, recordó que desde el 2016 la vacuna contra la fiebre amarilla se aplica una vez en la vida y señaló que Brasil no exige la aplicación de la vacuna, por lo tanto,  sólo está recomendada la inoculación para ciertas zonas del vecino país.

Por su parte, el secretario de Salud Pública, Leonardo Caruana, dijo: "Es fundamental que, más allá de que la gente se vacune o no, se refuerce el uso del repelente. Recordemos que la vacuna sólo previene la fiebre amarilla, pero para el dengue, chikungunya y zika no existe vacuna y el único método de prevención es el uso de repelente y renovarlo frecuentemente durante el día y, por otro lado, el uso de preservativos específicamente para el virus zika".

Los referentes de las áreas de Salud Pública se reunieron en el CEMAR. (Foto: MR)

Los privados sin stock

Los rosarinos que están ajustado con el tiempo y decidan obtener la vacuna contra la fiebre amarilla en alguna farmacia de la ciudad no van a tener suerte, ya que la dosis está agotada desde hace semanas.

"En las farmacias hace tres semanas que no podemos conseguir la vacuna contra la fiebre amarilla", indicó el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Rosario, Cándido Santa Cruz, en diálogo con Ariel Bulsicco en Sí 98.9.

El farmacéutico comentó que desde principio de diciembre se generó "una especie de psicosis" para obtener la inyección. "Es una vacuna que se puede aplicar en cualquier momento del año y tiene una protección de toda la vida", recordó.

La dosis, que tiene un valor que oscila entre los 770 y 800 pesos, está agotada y "sólo se puede acceder a ella a través de los efectores públicos".

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo