sec-reposera

Viviana Canosa tomó al aire un químico desaconsejado por la Anmat

Viviana Canosa no deja de sumar polémicas. En esta ocasión llevó a su programa Nada Personal (elnueve) una botella que, según ella, contenía dióxido de cloro (CDS), un químico potencialmente peligroso promocionado como supuesta cura para el coronavirus y lo bebió al aire.

“Por favor, dejen de prohibir tanto porque ya no alcanzo a desobedecer todo”, dijo al sacar la botella de plástico. 

“Vamos a despedirnos. Voy a tomar un poquito de mi CDS -anunció-. Oxigena la sangre, viene divino”. Y antes del saludo final, aclaró: “Yo no recomiendo. Les muestro lo que hago”. Luego Canosa miró a cámara, guiñó el ojo y levantó su pulgar, dando por concluida una nueva emisión de su ciclo periodístico.

Días atrás, la conductora había tuiteado: "Yo tomo #CDS" junto a un hashtag que nombraba a Andreas Kalcker, un autodenominado "investigador" que promociona las cualidad curativas de la sustancia.

Horas antes de salir al aire, dejó marcada su postura con respecto a la pandemia. “No Covid. ¡Sí a la CoVida! Vivir en comunidad. Sin miedo, con amor y en responsabilidad. No somos títeres, somos un pueblo maduro y responsable”, sostuvo en la red social en la que tiene casi 400 mil seguidores.

El dióxido de cloro es una solución al 28% de clorito de sodio en agua destilada, que se usa como blanqueador y desinfectante de superficies industriales. Pero en el último tiempo se publicitó como una supuesta cura del coronavirus.

A raíz de ello, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) emitió un comunicado en el que recomienda “no consumir medicamentos no autorizados”.

“Debido a la circulación de información en redes sociales y medios digitales relacionados a la utilización de dióxido de cloro para el tratamiento de COVID-19 u otras enfermedades, se recuerda que el producto mencionado no cuenta con estudios que demuestren su eficacia y no posee autorización alguna por parte de este organismo para su comercialización y uso”, expresaron.

También el comunicado destaca que “la ingesta de dióxido de cloro y el clorito de sodio reaccionan rápidamente en los tejidos humanos y si se ingieren, pueden causar irritación en el esófago y estómago, dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea e intoxicaciones severas, entre otras complicaciones que pueden incluir graves trastornos hematológicos, cardiovasculares y renales”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo