sec-reposera
En la reposera / Cartelera

Teatro solidario para asomarse a la vida de Alicia Moreau, la primera feminista

Cien años de historia argentina y mundial tuvieron en Alicia Moreau de Justo a una testigo de privilegio. Borges, Neruda, Yrigoyen, Alfredo Palacios, Alfonsina Storni, Victoria Ocampo, Eva Duarte y Juan D. Perón, y el fundador del Partido Socialista, su marido Juan B. Justo influyeron en la vida de esta mujer líder en el socialismo.

Con la actuación unipersonal de Mirna Remes, “Alicia Moreau, sueños tardíos” es la obra de Walter Operto que se presenta como Teatro Solidario en el marco del ciclo de obras dirigidas a la contención social en La Nave.

La entrada cuesta 100 pesos y un alimento no perecedero, y la cita es a las 19 en Teatro La Nave,  en el edificio de La Bancaria, San Lorenzo 1383.

Alicia Moreau nació en Londres, el 11 de octubre de 1885 y murió en Buenos Aires el 12 de mayo de 1986. Fue una médica y política argentina, figura destacada del feminismo y del socialismo.

Desde los primeros años del siglo XX, se involucró en los reclamos por mayores derechos para las mujeres. En 1902, junto a un grupo de compañeras, fundó el Centro Socialista Feminista y la Unión Gremial Femenina.

Se dedicó a organizar conferencias en la Sociedad Luz, fundó el Ateneo Popular junto con su padre y fue secretaria de redacción en el periódico Humanidad Nueva, y directora de Nuestra causa.

En 1914, se recibió como médica y, unos años después, se adhirió al Partido Socialista, poco antes de casarse con el político Juan B. Justo, con quien tuvo tres hijos.

Para 1918, ya había fundado la Unión Feminista Nacional y tras el deceso de su esposo en 1928, continuó en la actividad política y la defensa de la mujer, sobre todo en cuestiones relacionadas con el derecho femenino al sufragio, los derechos laborales de los asalariados, la salud y la educación pública.

En 1932, elaboró un proyecto de ley que establecía el sufragio femenino. Apoyó a la Segunda República Española en la guerra civil y fue una asidua crítica del peronismo, al que juzgó como antidemocrático.

 En 1958, participó de la división del Partido Socialista y la fundación del Partido Socialista Argentino, ocupando la dirección del periódico La Vanguardia hasta 1960. Permaneció ligada a la vida política hasta su muerte en 1986, a la edad de 100 años, participando activamente en temas vinculados a la lucha contra la dictadura militar a través de la APDH, los derechos de las mujeres y cuestiones vinculadas a su partido.

COMENTARIOS

Seguí leyendo