sec-juego

Tom Brady vs los pronósticos: lo que tenés que saber del Super Bowl

Lionel Messi y Tom Brady son los mejores en sus trabajos. Desde Estados Unidos suelen acercar esa comparación, en la última conferencia de prensa antes del Super Bowl LII le preguntaron a Brady por la Pulga. “Amo a Messi”, dijo. En la previa de la final del Mundial de Brasil 2014 el favorito era Alemania, el mejor equipo de ese torneo. En al previa del Super Bowl 2018 los Eagles de Philadelphia, el mejor equipo del año, corren de atrás en las apuestas.

Que Tom Brady sea el Quarterback de los Patriots es demasiado argumento para transformar a New England en los que más chances tienen. Lo dicen las apuestas. Es que en el Super Bowl de este domingo hay un factor humano que predomina sobre la ciencia y la tecnología.

A las 20.30 (hora argentina) por ESPN y FOX, se podrá ver la final de la NFL. Los Eagles apenas si pudieron estar presentes en el Super Bowl un par de veces, mientras que los Patriots ganaron cinco en los últimos 15 años. No es costumbre -pero tampoco llamativo- que un equipo con poca tradición de finales logre llegar a una. El sistema de competición (draft para repartir calidad de jugadores según necesidad de los equipos y liga cerrada sin ascensos ni descensos) puede poner a un equipo con tres temporadas regulares -como es el caso de los Eagles- al borde del anillo de un año al otro.

Fue muy similar el camino de ambos equipos hasta esta final. Ganaron la misma cantidad de partidos, perdieron lo mismo. La gran diferencia estuvo en las finales de conferencias (el partido anterior a esta gran cita) en dónde Philadelphia dominó su partido perforando repetidas veces a la mejor defensa del año (Vikings). Mientras que New England transpiró más de lo debido contra unos novatos Jaguars. A esta diferencia hay que sumarle la distancia que los analistas de juego señalan.

Marcos Martos, analista de ESPN, dejó entrever quién es el favorito repasando cada una de las líneas de juego: “El ataque terrestre: los Eagles. Grupo ofensivo: los Eagles. Capacidad individual defensiva: los Eagles”. Santiago Figueredo, periodista argentino con 20 años siguiendo la NFL, también resaltó el poder de Philadelphia: “Patriots sufrió contra la defensa de los Jaguars. Los Eagles destrozaron a la mejor defensiva con un quarterback suplente”, comentó en twitter y abrió el interrogante “¿Por qué dan a los Patriots como favoritos?”.

A contra mano de lo que habitualmente suele suceder, las casas de apuesta no escuchan a los analistas ni a las estadísticas. Bwin o WilliamsHill ofrecen menos dinero por apostar a los Patriots, los elije como favoritos. Si pones 1$ por ellos y acertás, apenas si te devuelven 1.50$. Si preferís apoyarte en el conocimiento de expertos y sus estadísticas, y los Eagles se consagran, la ganancia se triplica (2.50$).

¿La razón? Tom Brady. Los Patriots son los mejores del siglo XXI, tienen con ellos el sistemas de jugadas mejor pulido del globo y, además, tienen el as de espadas. Los medios americanos todavía se resisten a determinar que Tom Brady es el mejor de la historia. No sólo alcanza con sus trofeos colectivos (cinco campeonatos), también está los individuales (fue cuatro veces el mejor jugador del año) y, si no, simples y claros ejemplos prácticos. La frialdad y la potencia tanto de su primer partido a comienzos de siglo o en el último Super Bowl le hacen frente a la estadística.

Le tocó debutar por la lesión de Drew Bledsoe, otrora quarterback figura de los Patriots. Se hizo cargo de un equipo que no conocía la victoria, se habían perdido todos los partidos hasta que él debutó. Allí se dio el quiebre, con el ingreso de Brady. Durante diez partidos seguidos sumaron victorias. La temporada terminó con el primer Super Bowl de la historia de la franquicia. Comienzo de una era para la NFL.

En el Super Bowl del 2017 los de New England entraron al último cuarto perdiendo por 25 puntos de diferencia y el desenlace los tuvo levantando el trofeo Vince Lombardi. Arthur Blank, dueño de los Atlanta Falcons, había bajado al borde campo de juego para festejar la inminente conquista. Sentía que todo estaba dado. Fue derrota para Atlanta, y júbilo total para los Patriots.

A Blank le faltó calcular el factor que las casas de apuestas hoy si tienen en cuenta: Tom Brady, el hombre que logra estar impávido cuando el reloj corre y todos desesperan.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo