River le dio vuelta el partido a Newell's y con Scocco como verdugo

River le dio vuelta el partido a Newell's luego de ir perdiendo 2 a 0, y acabó por ganar en el Parque por 3 a 2. Llegó al empate a los 19 minutos del segundo tiempo en el Coloso del Parque, por la 15° fecha de la Superliga. De tanto ir a buscarlo, Ignacio Scocco e Ignacio Fernández hilvanaron el uno-dos en el área y entregaron a Rafael Santos Borré, que definió encima de Aguerre para sellar el empate. Y pasaron solo 6 minutos para que la ley del ex se hiciera presente: Nacho Scocco clavó el tercer gol millonario con una muestra de su jerarquía.

El partido fue de ida y vuelta, sobre todo en el primer tiempo, por la vocación ofensiva de ambos. 

El cotejo se hizo intenso desde el vamos, y aunque los de Marcelo Gallardo demostraron tener mejor despliegue de juego y posesión de pelota, los de Frank Kudelka fueron más directos. Y tanto lo fueron que ya en los 10 minutos avisó Leal con un derechazo fortísimo en el área que Franco Armani supo rechazar. El delantero recogió el rebote y quiso repetir, pero Angileri cruzó oportuno y le negó la apertura del marcador.

Un par de minutos después, fue Palacios el que devolvió la gentileza y asustó al arquero Aguerre y entusiasmó a los escasos hinchas de River que aceptaron pagar la entrada a 4400 pesos. Eso fue la mejor muestra del partido. Y habría más.

Es que las emociones máximas ocurrieron en 8 minutos apenas. El 0 se rompió a los 31 minutos. Corner para la Lepra sobre el arco del Hipódromo, impecable ejecución de Bíttolo, y Lema -cuando no!- conectó un cabezazo neto que vulneró sin remedio a Franco Armani. 1 a 0, y delirio rojinegro en el Parque.

Ninguno de los dos renunció a atacar. River mucho menos. Controló la pelota gracias al oficio de Leo Ponzio y parecía dominar cada rincón del campo, pero el local llegaba con peligro aunque no tuviera el balón. Fue a los 35, con esa intensidad, que una pelota picó de contragolpe para la corrida de Leal que superó una vez más a Angileri, y con un toque suave por encima deArmani decretó el 2 a 0.

Pero River es River, y se lo hizo recordar a Newell's tres minutos después, cuando un tiro libre sobre la izquierda terminó en un zurdazo con mucha rosca de Nacho Fernández que sirvió para descontar y para llevar algo de alivio al banco de Gallardo. 

El partido en la primera etapa fue entretenido y de ida y vuelta, aunque el Millonario tuvo más posesión de pelota. 

Ponzio aguantando. El volante volvió a la titularidad con gran despliegue. (Rosarioplus)

El complemento arrancó con el mismo ritmo. Avisó Gabrielli con un tiro elevado que pasó cerca del arco de River, y contestó la visita con un globo de Palacios que pretendió sorprender a Aguerre.

La presión ofensiva de uno y de otro forzó errores en las defensas y eso contribuyó a que el partido tuviera ese atractivo propio de cuando se enfrentan dos equipos que no son mezquinos.

Antes de los 15 minutos, Gallardo movió el banco. Afuera Julián Álvarez y Matías Suárez por inexpresivos, adentro Juanfer Quintero y un ídolo de la casa, Nacho Scocco. En la previa, la Lepra -y el Coloso entero- lo había homenajeado.

Quintero, por su parte, asustó a la parcialidad rojinegra con un tiro libre que puso a prueba a Aguerre contra su ángulo inferior izquierdo.

La presión riverplatense alcanzó el objetivo buscado a los 19, cuando los Nachos -Fernández y Scocco- tiraron una pared en el área y entregaron al colombiano Borré, que la picó justo antes de que Aguerre pudiera controlar.

El empate hizo mella en la moral leprosa, porque entonces los de Kudelka parecieron aminorar la estructura que ya no podía contener a River.

El DT leproso, en tanto, buscaba refrescar el juego leproso con los ingresos de Aníbal Moreno por Mauro Formica, y de Alexis Rodríguez por Lucas Albertengo. Pero no sirvió de mucho. Newell's no lograba recuperar el nivel que había demostrado en el primer tiempo. 

Los de Gallardo, como acostumbran, lo hicieron otra vez. Borré tocó para Quintero en ofensiva, y Juanfer metió un cambio de frente de 30 metros para Nacho Fernández en ese momento por la izquierda. El volante engañó a toda la defensa rojinegra y tocó atrás y al rastrón para Scocco, que abrió el pie derecho con gran calidad y colocó la pelota en el ángulo izquierdo de Aguerre. Golazo, y para colmo del Nacho, que no festejó el gol y pidió disculpas a la tribuna.

El segundo tiempo se hizo de River, que de verse sorprendido con un 0-2 abajo, lo dio vuelta en un gran partido para ambos. A Newell's se le volvieron a escapar 3 puntos que tenía en el puño, y la necesidad de escalar en la tabla del descenso sigue ahí, apretando. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo