sec-juego

Las patadas del árbitro a los jugadores de Newell's en el festejo

El gol agónico del pibe Jerónimo Cacciabue desató la euforia en los hinchas y jugadores leprosos que festejaron el gol sobre uno de los laterales. Montaña sobre quien marcó el gol, puños levantados de cara a la tribuna y algunos segundos que se consumieron a poco del final.

Es por eso que el árbitro del partido, Patricio Loustau, se acercó para que se reanude el partido y parece ser que no le llevaron mucho el apunte por lo que recurrió a un mecanismo poco ortodoxo: pequeñas patadas en los tobillos y pies de los jugadores para apurar el festejo. 

" Vamos, vamos", acompañado de rítmicos puntapiés quedaron grabado en una cámara a la altura del campo de juego. En ese momento, Juan Ignacio Sills, se acercó al árbitro y algo le susurró al oído pero no tuvo efecto. En las redes lo criticaron con fuerza al árbitro, que cambió los habituales tironcitos de camiseta para reanudar el juego, por patadas insólitas.

    

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo