El futbolista Alexis Zárate, ex jugador de Independiente y actual defensor en el club Temperley, fue condenado este lunes a cumplir seis años y medio de prisión por el abuso sexual con acceso carnal de una joven, cometido en 2014 en un departamento de la localidad bonaerense de Wilde.

A pesar de la sentencia, el jugador no quedará detenido hasta que la sentencia quede firme. El fiscal había pedido una condena de siete años y medio de prisión, mientras que la defensa del jugador había pedido su absolución. La condena se dio a conocer en los Tribunales de Lomas de Zamora.

Zárate de 23 años no declaró durante el juicio y en su indagatoria durante la instrucción de la causa aseguró ser inocente y que mantuvo una relación sexual "consentida" con la víctima, de 22 años. Por su parte, la abogada de la víctima, Raquel Hermida Leyenda, solicitó una pena de 12 años y la inmediata detención del acusado. Además, solicitó que se abran causas paralelas para investigar por "falso testimonio" al actual delantero de Independiente, Martín Benítez (23), quien al momento del hecho era novio de la víctima y compañero de Zárate, y al entonces jugador de la cuarta división del mismo club, Nicolás Pérez (22), que estaba presente en el departamento el día del hecho.

Al término de la lectura del fallo, la víctima lamentó que el condenado no vaya a prisión inmediatamente y pidió que se haga justicia para que "ninguna otra chica tenga que pasar por la misma situación".

La joven estalló en lágrimas al ver que Zárate no irá preso todavía. "Hace tres años y medio que mi vida se detuvo", dijo. (Télam)
La joven estalló en lágrimas al ver que Zárate no irá preso todavía. "Hace tres años y medio que mi vida se detuvo", dijo. (Télam)

"Estuve tras años y medio con mi vida detenida, mientras él estuvo libre y va a seguir libre", dijo Giuliana Belén Peralta, la joven abusada, tras escuchar la sentencia. "Espero que se haga Justicia y que vaya preso, por mí y por todas las chicas a las que les puede llegar a pasar esto", agregó la joven, antes de sufrir una crisis nerviosa. A su lado, la abogada Raquel Hermida Leyenda aseguró que, tal como lo había solicitado en su alegato, el ex jugador de Independiente y actual defensor de Témperley, "debió haber quedado detenido".

"Lo que esperábamos era realmente la detención porque la vida de Giuliana se detuvo hace tres años y medio y este hombre no estuvo ni media hora en una comisaría. Vamos a apelar la sentencia y vamos a insistir con la inmediata detención", expresó la letrada, quien agregó que "nadie castigó a Alexis Zárate". Hermida Leyenda señaló que el futbolista "es hoy para el banco de datos argentino un abusador sexual. Giuliana está triste porque no lo detuvieron. Ella vivió violencia de todo tipo en este proceso desde hace tres años y medio, tiene una mezcla de sensaciones, no está bien emocionalmente, vivió lo peor que fue el abuso sexual", explicó.

La abogada afirmó que insistirán con la causa para que se juzgue a los otros dos jóvenes involucrados en el caso, Martín Benítez, quien era el novio de Giuliana al momento del hecho, y Nicolás Pérez. "Habría que hablar con los directivos de Independiente y de Témperley y pedirle que eduquen a sus jugadores, a sus futuras estrellas, no solamente a meter goles sino a respetar a las mujeres, a pedir permiso para mantener relaciones sexuales. Ser jugadores de fútbol no los habilita a una penetración", finalizó la letrada.