Audi presentó por primera vez un prototipo (a escala 1:4) del Pop.Up Next, su taxi aéreo eléctrico, en la Drone Week de Ámsterdam, un congreso en donde se reunieron empresas y distintos organismos gubernamentales de Unión Europea para pensar en la regulación del cielo urbano, el trazado de rutas y las medidas de seguridad pertinentes. 

El Pop.Up Next (desarrollado por la firma alemana junto con Airbus e Italdesign) se trata de un vehículo con dos plazas, 100% eléctrico, autónomo y capaz de circular tanto por carretera como de sobrevolar las urbes. Para ello cuenta con un diseño VTOL (de despegue y aterrizaje vertical) y dispone de una estructura modular que le permite dividirse en tres partes totalmente independientes.

Para ver cómo podría ser un servicio bajo demanda de este tipo, Audi está realizando pruebas en Sudamérica en cooperación con Voom, filial de Airbus. Los clientes reservan vuelos en helicóptero en la Ciudad de México o Sao Paulo, mientras que un Audi está listo para el traslado hacia o desde el lugar de aterrizaje.

"Los servicios como este nos ayudan a comprender mejor las necesidades de nuestros clientes. Porque en el futuro, los taxis voladores atraerán a una amplia gama de habitantes de la ciudad. Con Pop.Up Next, estamos explorando simultáneamente los límites de lo que es técnicamente posible. El siguiente paso es que un prototipo de tamaño completo vuele y conduzca", señaló el responsable de Suministro de Audi y presidente de Italdesign, Bernd Martens.

La marca de los cuatro aros también ha puesto en marcha el proyecto de Movilidad Aérea Urbana en la ciudad alemana de Ingolstadt, a través del que empezará a operar en modo de pruebas un servicio de taxi aéreo, en colaboración con diferentes socios y administraciones públicas del país.