En tiempos de empoderamiento de las mujeres es otro el prisma con el que se miran ciertos clásicos. Y Lolita es sin dudas uno de los que cabe repensar, ya que se trata de una historia de amor entre un hombre y una niña en plena pubertad. Y en el marco de su ciclo de Clásicos imperdibles, Teatro del Rayo la propuso para este miércoles a las 21.30 con entrada gratuita en Salta 2991.

El novelista de mediana edad Humbert (James Mason) decide pasar un verano en Ramsdale, Nuevo Hampshire, antes de volver a su trabajo de profesor en otoño. Mientras está buscando alguna casa donde alquilar una habitación, llega a casa de Charlotte Haze (Shelley Winters). No le convence mucho alquilar la habitación allí, pero en el momento en que Charlotte va a enseñarle el jardín, allí está la hija de Charlotte, Lolita (Sue Lyon), una preciosa adolescente de 14 años, por la que Humbert se obsesiona sexualmente. Charlotte se enamora de Humbert, pero él piensa sólo en Lolita, quien por una parte le sigue el juego y por otra le hace sufrir en una extraordinaria narración que en la actualidad puede plantearse por lo menos como polémica.

Adaptación de la novela homónima de Vladimir Nabokov, el film realizado en el Reino Unido en 1962, y filmado por el gran Stanley Kubrickm fue protagonizado por James Mason, Shelley Winters y Sue Lyon.

Fue luego reversionado por Adrian Lyne en 1997, con las actuaciones de Jeremy Irons y Dominique Swain.

Vladimir Nabokov, autor de la novela, fue quien hizo el guion para la película de Kubrick. En un inicio, le entregó un guion que equivalía a unas nueve horas de película, y Kubrick afirmó que, a pesar de su extensión, era uno de los mejores guiones que había leído.

Dicho por el mismo Kubrick, esta fue una de las películas más sencillas en cuestión de producción que realizó. Esto se debe a que fue filmada en únicamente 88 días. La película fue candidata al Óscar al mejor guion adaptado.