Sheila en el Gigante (Télam)
Sheila en el Gigante (Télam)

Transcurrían ocho minutos del segundo tiempo entre Central y River cuando el encuentro se debió interrumpir porque una joven ingresó al campo de juego semidesnuda y con el cuerpo pintado con los colores del club de Arroyito y de Newell’s. Se llama Sheila, es profesora de educación física y sueña con llegar hasta Marcelo Tinelli y participar de su exitoso certamen.

“Veo el nivel de violencia que hay en el mundo y me duele en el alma ya que la vida es corta y estamos de paso. Quise cortar con lo del machismo y feminismo. Pensé que revolucionando un poco la cancha era una forma de que me vieran. Es un mensaje por la no violencia y para que nos unamos y nos amemos”, contó la joven a Rosarioplus.com.

Asimismo, Sheila explicó que venía planeando su cometido desde hace ya algún tiempo y que eligió especialmente ese encuentro debido a su “importancia”. “Mi familia estaba al tanto de lo que iba a hacer. Mis hermanos no querían saber nada porque tienen su reputación y mi mamá ya está curada de espanto conmigo”, agregó.

En tanto, la joven reveló que había tenido un intento fallido por ingresar al campo de juego un rato antes pero el personal policial la detuvo. Entusiasta, volvió a intentar burlar la seguridad por otro camino y lo logró. “No se como no me lastimé toda porque eran chapas oxidadas y filosas, pero una vez que entré dije ‘ya está, a correr’”, declaró. 

Por otro lado, Sheila contó que, al principio el personal policial tuvo un trato hostil hacia ella: “Cuando les dije que no me peguen porque soy hija de un juez se calmaron, aunque es mentira”, y agregó: “Mi mensaje era de la novio violencia así que no era justo que me trataran mal. Sin embargo, estuve detenida cinco horas y en la comisaría me trataron bien. Después me fueron a buscar mis padres y volví a casa”.

La joven confesó ser hincha de central pero “no una fanática”: “Se muy bien que aunque es un deporte lindo y me encanta, el fútbol es un negocio”, explicó al tiempo que reveló cuales son sus intenciones para el futuro: “La idea es poder hablar con Tinelli también porque yo siempre admire lo que hizo ese hombre y me gustaría llegar al Bailando”.