Perotti y la mesa navideña: hasta 15 personas, mucho barbijo y aire libre