La costa de Nueva Zelanda se estremeció este viernes con tres terremotos sucesivos que disparó el alerta y el gobierno lanzó la consecuente advertencia sobre un posible tsunami.

El más fuerte de los tres sismos tuvo una magnitud de 8,1 y se produjo a las 19.28 de la hora local a unos 1.000 km al noreste de la Isla Norte, cerca de las islas Kermadec.

En esa misma zona se había producido unas dos horas antes un sismo de magnitud 7,4; mientras que cuatro horas antes se había registrado uno de 7,1 cerca de la Isla Norte de Nueva Zelanda.

Las autoridades emitieron órdenes de evacuación para los residentes de áreas costeras en la Isla Norte después del tercer y más potente terremoto.

 

 

Los medios locales describieron el caos en algunas ciudades a medida que cientos de personas trataban de ponerse a salvo. No obstante, para el viernes por la tarde hora local, las autoridades neozelandesas aseguraron que las mayores olas habían pasado, instando a los residentes a volver a sus casas pero permanecer alejados de las playas.

 

NAU A Tiempo Noticias on Twitter