Un robo que acabó con persecución le quitó la tranquilidad, una vez más, al barrio del Abasto. Un delincuente ingresó a punta de pistola a una estación de servicio de San Martín e Ituzaingó, robó la recaudación y huyó corriendo a los tiros, pero su carrera no sería demasiado larga ya que fue detenido a pocas cuadras, en Maipú y Riobamba.   

La detención estuvo a cargo del personal de Policía Motorizada quienes acudieron a lugar a los pocos minutos de cometerse el ilícito. De inmediato hicieron una recorrida por la zona y dieron con una persona que reunía las características aportadas por los testigos.

La persecución duró unas tres cuadras, hasta que los policías lograron abalanzarse sobre el delincuente y detenerlo.
La persecución duró unas tres cuadras, hasta que los policías lograron abalanzarse sobre el delincuente y detenerlo.

 

Allí los agentes intentaron detenerlo, pero rápidamente el delincuente comenzó una huida a toda carrera, que duró unas tres cuadras donde trató de evadir a los uniformados con disparos. Estos fueron repelidos al instante y se generó un intenso tiroteo de pocos segundos, sin que esto ocasionara heridos.