La causa judicial por juego clandestino, por la cual hay dos exfiscales presos por cobrar presuntas coimas, vuelve a tener novedades con una serie de allanamientos. El más llamativo se realizó en oficinas ubicadas en Corrientes al 800, a metros de peatonal Córdoba, en pleno microcentro de Rosario.

Los operativos fueron realizados por personal del Organismo de Investigaciones y de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) en inmuebles y domicilios de posible vinculación con Leonardo Peiti, el empresario ligado al juego clandestino e imputado de extorsiones, que declaró como arrepentido y a raíz de eso detuvieron al ex fiscal regional de Rosario, Patricio Serjal y, al de rango, Gustavo Ponce Asahad.

 

 

El movimiento a primera mañana en el microcentro rosarino fue producto del operativo en oficinas de Corrientes y Córdoba, en lo que en principio es un estudio contable ubicado en el mismo edificio donde funcionaba la financiera Cofyrco, allanada en el marco del crimen del narco Marcelo "Coto" Medrano.