Una mujer denunció a una pareja de hermanos por amenazas de muerte, en una violenta visita a domicilio con hombres armados y vestidos como policías. Y eso destapó allanamientos y el hallazgo de numerosas armas de fuego, mucho dinero en efectivo y una historia compleja que tiene a un matrimonio de ancianos en el centro de la disputa y, sobre todo, por la propiedad de su vivienda.

La Agencia de Investigación Criminal (AIC) informó que este lunes a las 16 un grupo de hombres vestidos con uniforme policial, a bordo de un Chevrolet Corsa gris, llegó hasta la casa de Tucumán 4490, en barrio Ludueña Sur. La mujer que reside allí, Mariana F., de 37 años, reconoció en ese pelotón a Matías A., quien traía una escopeta. Otro hombre, detrás, tenía un revólver, según denunció luego en el Centro Territorial de Denuncias. 

Mariana explicó a los agentes que el origen de la intimidación fue la pelea que empezó con Matías y su hermana, Marina A., el 18 de noviembre, cuando estos fueron hasta la casa de sus tíos Felisa y Pedro, y la echaron a punta de cuchillo. Mariana era la cuidadora desde hacía años de esa pareja de ancianos. 

Una semana después, Mariana denunció a los hermanos A. por haber incurrido en abandono de persona, en perjuicio de sus tíos "por las malas condiciones en que los tenían". Desde ese día, el 26 de noviembre, Mariana observó que Pedro y Felisa desaparecieron de la casa. 

Un vocero policial dijo que "luego de observar que no había movimientos en la casa, Mariana ingresó con las correspondientes llaves y vio gran desorden, notó que faltaba dinero y pertenencias, y dio cuenta de que el motivo de las amenazas se debe a que los hermanos (Matías y Marina) quieren quedarse con la casa de sus tíos". 

El apriete del lunes a la tarde quedó registrado por una videocámara de seguridad en la cuadra. 

El fiscal Fernando Sosa ordenó entonces una requisa a la vivienda en cuestión donde reside Mariana, y en la que vivían los ancianos, en Tucumán 4490. En la parte trasera del inmueble dieron con un hombre, Damián R., quien dijo ser ex marido de Mariana. Allí le encontraron 1 millón de pesos en efectivo, una pistola, un revólver, una escopeta, una carabina y algunas réplicas de armas de fuego. Más de 600 municiones de distintos calibres, picanas, esposas, un bariston extensible y cédulas de portación de armas para el caso de la escopeta y la pistola calibre 380. Además de todo eso, un cheque a cobrar por 207.000 pesos.

 

El dinero encontrado en una modesta vivienda de Ludueña Sur.
El dinero encontrado en una modesta vivienda de Ludueña Sur.

 

El fiscal de turno dispuso que se le restituya el dinero y las armas encontradas a Damián R., pero que este compareciera en la causa para explicar la situación.

En busca de los hermanos A., los agentes allanaron este miércoles una casa en Pérez, en 1º de Mayo 2379. Encontraron allí el Chevrolet Corsa empleado para el apriete en barrio Ludueña, pero no con los hermanos A. En cambio, los agentes entrevistaron a dos mujeres que estaban allí.  De la requisa, se decomisó un revólver calibre 38, balas y unos 1800 dólares. 

En tanto, los policías constataron que los ancianos que habían sido sacados de casa por sus sobrinos están internados en un residencial geriátrico.