Una consultora privada analizó variables del negocio del transporte fluvial y marítimo en la actividad agroexportadora, y reveló cifras que la llevaron a promover la conveniencia de que el Estado tome intervención en la actividad con una naviera propia.

El informe se titula "Análisis del impacto del flete internacional y viabilidad de una empresa naviera nacional" y corrió por cuenta de Ramos & Asociados. Destaca que el complejo agroexportador de la región Rosario, el principal polo aceitero del mundo, representa el 37% de las colocaciones argentinas en el exterior. Que en el último lustro ha sido el único rubro cuya balanza comercial resultó con saldo favorable entre exportaciones e importaciones: U$S157.444 millones de superávit. Y este dato contrasta con que en el resto de los rubros exportadores, la balanza es negativa en el período 2014 - 2019: 31.000 millones de dólares más de compras que de ventas al mercado exterior.

El dossier expone el impacto del costo del flete internacional en el negocio agroexportador, que el año pasado transportó 102 millones de toneladas en granos, oleaginosas y derivados. Un 37% más que en 2018 gracias a una cosecha formidable.

En la argumentación del informe se apunta a África como el territorio propicio para enfocar esa posible naviera estatal. Lo hace en virtud del tiempo que insume el viaje transatlántico, solo 38 días de ida y vuelta con espera incluida, y el hecho de que los puertos africanos recibieron en 2019 un caudal significativo de exportaciones: 5,6 millones de toneladas,  y la importación de 340 tn en fertilizantes.

"Se puede exportar en buques Handy, más antiguos y por lo tanto de menor costo. Porque los puertos africanos son de poco calado como los argentinos. Al regreso de los puertos africanos se pueden traer 40.000 tn de fertilizantes en el Handy. Se adaptan mejor a los destino regionales: Brasil, Chile, Perú, Ecuador y Colombia", cita el informe cuyo resumen gráfico se adjunta. 

 

(*) Secretario de Transporte y Vías Navegables de la Nación en la presidencia de Cristina Fernández