Los diez avances científicos de este año

En 2014 hubo grandes progresos en los campos de la tecnología, la salud y la historia del ser humano. 

Durante este año, la ciencia logró importantes avances en diversos rubros como la medicina, la tecnología y la historia del origen del mundo. La Misión Rosetta, la lucha contra el Ébola y la reformulación de la teoría de la evolución de los dinosaurios.

Manipular los recuerdos
Un equipo de científicos del Centro de Neurociencias de la Universidad de California en Davis (EEUU) logró eliminar por completo recuerdos específicos en ratones empleando la luz, concretamente utilizando una técnica llamada optogenética, que se basa en hacer incidir luz sobre las neuronas.

Nacimiento de un planeta 
El telescopio ALMA consiguió que se pueda descubrir casi en directo, el proceso de formación de los planetas. Una joven estrella, HL Tauri, situada a unos 450 años luz de la tierra en la Constelación de Taurus, rodeada por una nube de polvo y anillos concéntricos brillantes, reveló que los planetas podrían formarse mucho más rápido de lo que se pensaba. Se trata de la mejor y más extraordinaria imagen hasta la fecha de la formación de planetas alrededor de una estrella joven.

Evolución de dinosaurios a aves
Un equipo internacional de investigadores creó el árbol de la vida aviar más completo hasta la fecha. El proyecto descubrió como ciertos linajes de dinosaurios desarrollaron cuerpos pequeños y ligeros que evolucionaron hacia varios tipos de aves y sobrevivir así a la gran extinción del Cretácico-Paleógeno hace casi 66 millones de años. 

Misión Rosetta
El aterrizaje de la sonda robótica Philae en el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenkouna es considerada una "hazaña impresionante" en el mundo científico. Después de diez años, la nave Rosetta alcanzó al cometa en agosto de este año, enviando finalmente la cápsula Philae con objeto de aterrizar en su superficie para analizar minuciosamente el cometa y sus características, que nos darán pistas sobre el origen de nuestro sistema solar.

Lucha contra el Ébola
2014 también será recordado como el año en el que conocimos el peor brote de ébola de la historia. Con más de 7.000 muertos y 19.000 casos de contagio según la Organización Mundial de la Salud, esta epidemia, que ha afectado principalmente al continente africano, ha supuesto un suceso sin precedentes. La labor de centenares de voluntarios ha permitido frenar en la medida de lo posible el avance de este virus. 

Controlar genes con la mente 
Un equipo de investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (Suiza) ha logrado idear un método de regulación genética que, mediante las ondas cerebrales, es capaz de controlar la conversión de genes en proteínas. Los resultados del estudio revelan que este tipo de implante podría ayudar en el futuro a combatir enfermedades neurológicas como la epilepsia.

Chips que imitan al cerebro 
En el mes de agosto, la multinacional estadounidense IBM presentó el chip TrueNorth, un dispositivo del tamaño de un sello que intenta imitar el funcionamiento de un cerebro humano. El chip cuenta con una red de 86.000 millones de neuronas y billones de conexiones entre ellas. Según Dharmendra Mohda, jefe científico de IBM, el chip funciona emulando el hemisferio derecho del cerebro, donde se almacena la información percibida por los sentidos. 

Células madre sintéticas
Un nuevo método para cultivar células madre sin la necesidad de usar proteínas animales o cultivando otras células humanas es otro de los hitos científicos de este 2014. Este nuevo sistema (una célula sintética), basado en el empleo de nanotubos de carbono como soporte desde el que se pueden cultivar células madre humanas, abrirá las puertas de la esperanza de miles de personas en el mundo que sufren enfermedades como el párkinson, la diabetes, enfermedades del corazón, etc.

Detección del cáncer
Los esfuerzos por el desarrollo de un tratamiento inmunitario contra el cáncer como el de la oncóloga estadounidense Suzanne Topalian se suman a los esfuerzos por sistemas basados en nanotecnología, entre otros, que  ofrecen un límite de detección 10 millones de veces más sensible que los métodos actuales y una tasa de error de 2 cada 10.000 ensayos.

Abecedario genético más amplio
Un equipo de científicos del Instituto de Investigación Scripps (EEUU) logró este año el diseño de una bacteria (E.coli) semisintética que contiene material genético extra, esto es, un nuevo tipo de ADN sin base en la naturaleza. Esta bacteria, creada en laboratorio, contiene dos ácidos nucleicos adicionales (X e Y). La posibilidad de añadir nuevas letras al ADN abre la puerta a la producción de bacterias artificiales capaces de sintetizar medicinas o incluso de fabricar combustibles.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo