sec-corbata

Piden tapialar el club baleado en zona noroeste

Después del terror, se buscan soluciones. Aunque sean “parches” que disimulen la ausencia del Estado. La presidenta del club Defensores de América, donde cayó una lluvia de balas la semana pasada con un saldo de dos niños heridos, solicitó en el Concejo Municipal que se levante un paredón para evitar que, en caso de un nuevo episodio, los ataques alcancen a los chicos que a diario pasan por la institución. En el último mes, varias instituciones de la ciudad quedaron envueltas en peleas y tiroteos entre bandas que ponen en peligro la vida de terceros.

“Estamos llegando al punto en que se solicita tapialar un club para resolver un problema gravísimo de seguridad. Los niños están corriendo un enorme riesgo y la respuesta del Estado es insuficiente. El Club Defensores de América no es el único caso. La seguidilla de situaciones en las que los chicos se han visto en la línea de fuego de bandas enfrentadas demuestra el nivel de emergencia que vive la ciudad", afirmó el concejal Diego Giuliano, presidente de la comisión de Seguridad del Concejo, luego de la reunión mantenida con padres y miembros de la institución ubicada en Casiano Casas y Washington.

La desesperación por encontrar una pronta solución llevó a que la presidenta del club, Mirian Monje, solicite la construcción de un paredón para evitar una tragedia. “Ya no hablamos del problema de fondo, sino de brindar medidas de prevención que emparchen la ausencia del Estado en los barrios”, acotó Giuliano.

El concejal Giuliano se reunión con miembros del club atacado

"Necesitamos que desde el municipio y desde la provincia se ejecuten medidas de prevención para que el club pueda salir de estos episodios de violencia, siempre y cuando se ataque el fondo de la cuestión porque si uno solamente va a poner una pared y cree que con esto va a resolver el problema, la herida seguirá abierta en el barrio", concluyó el concejal.

Ya son varios los episodios similares que se acumularon en Rosario durante las últimas semanas. El 11 de marzo pasado la escuela Kennedy suspendió los recreos en el patio externo tras un tiroteo entre bandas. En tanto, el pasado martes dos niños fueron heridos de bala en el club Defensores de América, mientras que el miércoles hubo intercambio de balas y piedras entre dos grupos en cercanías de la Escuela 1209 de Cabín 9. Hechos parecidos ocurrieron en Nuevo Alberdi y Tablada, también con menores afectados.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo