sec-corbata

El asaltante que un almacenero mató estaba prófugo

El asaltante que murió abatido por las balas del almacenero a quien quiso asaltar, el lunes por la noche, en 9 de Julio al 2900, tenía 33 años, varios antecedentes penales y estaba prófugo de la justicia desde el 9 de marzo pasado. Cumplía condena en la cárcel de Coronda, de donde había salido con permiso judicial pero no había regresado. En tanto, el comerciante que resultó herido en el atraco continúa hospitalizado en grave estado debido a que, además del balazo que recibió, es un paciente diabético que se encuentra en lista de espera para someterse a un trasplante de riñón.

Fuentes oficiales aseguraron a Rosarioplus.com que el delincuente fallecido se llamaba Daniel Alberto R., de 33 años, y aseveraron que “tenía pedido de captura vigente desde el 9 de marzo de este año por no regresar de una salida transitoria de la cárcel de Coronda”.

El caso remite al crimen del policía Mauro Mansilla, asesinado el mes pasado en Corrientes al 300, por otro fugitivo, Ricardo Albertengo, luego de que aquel lo persiguiera como sospechoso de un robo. Albertengo hacía desde julio del año pasado que había salido de prisión con una salida transitoria y no había regresado a la Unidad Penal 3, de Richeri y Zeballos. Fue luego del homicidio del policía que, sabiéndose asediado y con toda la fuerza en su búsqueda, optó por entregarse voluntariamente en la cárcel.

Los testigos hasta ahora interrogados en el marco de la investigación que conduce la fiscal Marisol Fabbro coincidieron que al ingresar al almacén, los dos delincuentes se hicieron pasar por clientes, y que de pronto exhibieron armas de fuego y exigieron dinero. Tomaron a uno de los hijos del dueño del local y le apuntaron con un arma, y el almacenero le entregó el dinero de la caja a R., quien la guardó en su ropa.

Pocos segundos después se produjo el intercambio de disparos. R. recibió un disparo en la cara, a la altura del maxilar izquierdo y murió allí. El almacenero, Juan Salvador D., en tanto, sufrió un balazo en la clavícula izquierda.

El comerciante permanece internado en estado reservado. Es diabético y esperaba un trasplante de riñón, lo que hace delicado su estado. El segundo delincuente continúa prófugo, y hay medidas para identificarlo.

En el lugar del hecho se secuestraron dos armas, una 32 y otra 38 modificado a 9mm que pertenecen a los ladrones, y una 38 perteneciente al dueño del local. Se recuperaron vainas de las tres armas.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo