El jefe de Obstetricia del hospital Roque Sáenz Peña, Gustavo Baccifava, afirmó que a la hora del parto la mujer suele sufrir un "sometimiento feroz" y recordó que, aunque algunos consideren que se trata de una opción más cómoda,  “la cesárea es una operación de grado mayor”. 

Desde este lunes, se celebra en todo el mundo la Semana por un Parto y Nacimiento Respetados. En otras palabras, se defiende la posibilidad de respetar a la mujer en su derecho a decidir la forma de parir y de que nazca su bebé, sin intervenciones salvo las necesarias. 

“Los verdaderos protagonistas al momento del nacimiento son la mamá, el bebé y la familia”, aclaró el médico, en diálogo con Sí 98.9. “Hay que lograr que la mujer tenga absoluta libertad a la hora de parir, cosa que no ocurre”, afirmó Baccifava.

“Hay profesionales que trabajan muy bien, que responden a las convenciones internacionales”, aseguró el jefe de Obstetricia del hospital Roque Sáenz Peña. Pero remarcó que "las prácticas médicas que deberían ser excepcionales son habituales”. En este marco, advirtió que la mujer se encuentra vulnerable a la hora de dar a luz y sufre un "sometimiento feroz" por parte de algunos profesionales.

En cuanto al tratamiento que se utiliza en los hospitales santafesinos, Baccifava reconoció: “Es muy difícil cambiar las costumbres de las instituciones”. E interpretó: “El cambio fundamental va a venir cuando lo demande la sociedad”.

Consultado sobre la multiplicación de cesáreas, opción elegida por algunas pacientes y médicos por su supuesta "comodidad" advirtió: “La cesárea es una operación de grado mayor”, y concluyó: “Utilizado indiscriminadamente, como ocurre en la actualidad, es muy peligroso”.