Sigue el escándalo de Rubén Mühlberger, el "doctor" que alguna vez (hasta no hace mucho) atendió a toda la farándula argentina con métodos pocos conocidos y que la semana pasada terminó detenido por abandono de persona, tener abierta su clínica en plena cuarentena y promocionar una falsa cura para el coronavirus.

Juan Roccabruna, el recepcionista del médico habló en Intrusos y dio detalles del allanamiento y de la forma de trabajar de Mühlberger, que terminaron de enterrar al falso doctor para siempre.

Durante su charla con Jorge Rial, reveló que el doctor fingió demencia y les regaló libros de autoayuda sexual a los policías y confesó haber sido contactado por otros siete ex recepcionistas que aseguraban que los habían contratado porque Mühlberger se sentía atraído por ellos.

Pero si eso te parece poco serio a la hora de contratar a alguien, hay más: “En la entrevista con su secretaria me preguntaron si era del bando del doctor. También me preguntaron qué serie de Netflix miraba y si era cholulo de los famosos”. Según el recepcionista, las preferencias sexuales de Mühlberger “eran un requisito excluyente” para su recepción.

Entre los increíbles métodos de tratamiento, Roccabruna confesó que se le daba té con Clonazepam a los pacientes que esperaban mucho tiempo en las salas de espera para ser atendidos y Claudia Krumps, una mujer trans que supo visitar al doctor para cambiarse de sexo, contó que la habían hecho tomar orina de mujer para realizarle un proceso de "hormonización natural", obviamente sin resultados.

Aunque su ex recepcionista aseguró que antes de ser detenido Mühlberger le dijo a los empleados "quédense tranquilos porque Moria (Casán) me respalda", todavía la diva que lo hizo famoso en televisión, no se pronunció al respecto.