Del dicho al hecho, hay un largo trecho. Eso quedó de manifiesto en la sesión extraordinaria que mantuvieron los ediles de la ciudad de Venado Tuerto el martes por la tarde. Uno de los puntos proponía el tratamiento de un proyecto presentado por el legislador Darío Jeannot, quien impulsaba una reducción de los sueldos del cuerpo deliberante que rondaba el 70%. En la votación, perdió por paliza, 9 a 1.

"El martes tuve un tremenda desilusión porque sentí que se perdió una oportunidad histórica de reconciliarse con la sociedad", argumentó el mencionado edil en charla con Radio Casilda. A su modo de ver, era una forma de ponerse de la cabeza de la crisis y lograr empatía con los sectores más postergados. La idea era que la parte a la cual renunicaran los funcionarios, formaría parte de un fondo común para atender cuestiones sociales.

"No creo que un concejal de Venado Tuerto necesite de 100 mil pesos para vivir. Se podría tranquilamente tener una actitud solidaria con quien lo más lo requiere", insistió Jeannot. Quien fue muy crítico de sus colegas, a quiene trató de vivir en una realidad lejana y los invitó a recapacitar al respecto. 

Mientras tanto, reveló que el Poder Ejecutivo no está de para bienes. En ese misma sesión se autorizó un desvío de fondos a la Muni que tenían otro destino. En tanto que cada vez es mayor la presencia de comedores y merenderos en la ciudad de Departamento General López. Una situación que, en sus palabras, le duele mucho.

Las declaraciones de concejal Jeannot