sec-corbata

Fein: "Arroyo Salgado debería decirme las quejas en la cara"

Los cruces entre la fiscalía y la querella comenzaron a hacerse inocultables cuando la ex mujer de Nisman realizó una conferencia de prensa para dar a conocer las conclusiones a las que habían arribado los peritos a los que había contratado

a ex esposa de Alberto Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado, y la fiscal Viviana Fein, volvieron a a cruzar este sábado declaraciones mediáticas y dejaron en evidencia, una vez más, que las diferencias entre ambas continúan marcando el ritmo de la investigación por la muerte del ex titular de la UFI-AMIA.

El nuevo cruce se produjo luego de que Arroyo Salgado, jueza federal y querellante en nombre de las dos hijas que tuvo con Nisman, impugnara la convocatoria realizada por Fein para que una junta médica dirimiera, desde este lunes, las diferencias entre los peritajes oficiales y los realizados por el equipo de peritos contratados por la querella.

El punto central en el que se encuentran enfrentadas Arroyo Salgado y Fein es que para le ex mujer de Nisman el fiscal fue asesinado, mientras que la titular de la fiscalía 45 no descarta ni la hipótesis de “suicidio” ni la de “homicidio”.

La jueza federal de San Isidro le dio una entrevista a Radio Mitre durante la cual acusó a Fein de "contribuir a un circo de denostación de la imagen de Nisman", con el llamado a declaración de mujeres que aparecieron en fotos con el fiscal, en lugar de analizar "la evidencia de manera científica y comprobable para saber si esto fue un suicidio o un homicidio".

En el mismo reportaje la ex mujer de Nisman acusó a la fiscal de mentir, de llevar la investigación "con una falta total de objetividad, de legalidad, de neutralidad y de oficialidad" y de aferrar “todo su trabajo a probar que únicamente esto fue un suicidio".

Por la tarde, la fiscal Fein volvió a salir al cruce de las declaraciones de la querella y, en una entrevista telefónica televisada por el canal TN, afirmó: “Arroyo Salgado se está extralimitando en los términos hacia mi persona. Debe guardarme el debido respeto como yo hacia ella”.

Fein negó aferrarse a una sola hipótesis en el marco de su investigación: "Si me hubiera aferrado a la hipótesis del suicidio no hubiera dispuesto una junta medica. La caratula de la causa sigue siendo 'muerte dudosa'y esa caratula apunta a dos extremos: suicidio u homicidio".

Tras aclarar que su investigación sigue en curso y que aún no definió en qué circunstancia murió Nisman, Fein señaló que fue "la doctora Salgado" la que "descartó siempre que fuera suicidio o muerte occidental".

Enojada por las declaraciones de la madre de las hijas de Nisman, la fiscal que conduce la pesquisa en la que se intenta determinar en qué circunstancias murió el titula de la UFI-AMIA sostuvo que “habría que preguntale a ella (por Arroyo Salgado) por qué quiere” apartarla de la investigación.

“Si busca la verdad como la busco yo, no le molestaría la junta médica. Está dilatando todo el tiempo”, sostuvo Fein en referencia a la impugnación presentada el viernes por Arroyo Salgado para que no comenzara la junta médica prevista para este lunes con el objetivo de que los peritos oficiales y los peritos de la querella discutieran sus diferencias.

“La querella no quiere dilatar”, había asegurado horas antes Arroyo Salgado durante el reportaje radial en el que le consultaron por la impugnación.

Al presentar su impugnación, Arroyo Salgado había cuestionado, entre otras cosas, la intervención el titular del Cuerpo Médico Forense, Roberto Godoy, por cuanto "tendría opinión formada, ya que participó en la autopsia y su especialidad es la psiquiatría y no la tanatología".

“La fiscalía busca descubrir la verdad, busca munirse de la mayor cantidad de especialistas, y la querella a un día de la junta pide la nulidad. El doctor Godoy iba a coordinar la junta, no emite opinión”, le respondió Fein a través de los medios. 

Los cruces entre la fiscalía y la querella comenzaron a hacerse inocultables el 5 de marzo cuando la ex mujer de Nisman realizó una conferencia de prensa, sin dar lugar a preguntas, para dar a conocer las conclusiones a las que habían arribado los peritos a los que había contratado.

Ese día Arroyo Salgado aseguró que a Nisman lo habían asesinado y sostuvo que el "homicidio" se había producido en la noche del sábado, en un horario cercano al último encuentro entre el fiscal y el dueño del arma desde la que que salió el tiro mortal, Diego Lagomarsino.

A partir de allí, la querella intentó demostrar por distintos medios que Lagomarsino, quien se presentó como colaborador informático de Nisman, no había contado ante la fiscal Fein todo lo que sabía y que la fiscalía no había agotado todas las vías de investigación.

Fein le respondió a Arroyo Salgado sobre todas esas críticas: "Debería presentar las quejas en mi fiscalía y decírmelas en la cara".

Fuente: Télam

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo