Luego de la dura derrota que sufrió el Frente Progresista a nivel legislativo en la provincia de Santa Fe, y tras perder la banca en el Senado a nivel nacional, el frente quedó más deteriorado que nunca donde el socialismo transita el peor escenario en años.

En este contexto, se auguran cambios y una nueva etapa el socialismo. El senador nacional, Rubén Giustiniani, lo sabe y es por eso que estima necesario que la conducción del Partido Socialista realice una autocrítica. Desde hace tiempo las diferencias entre el rosarino y otros dirigentes  produjeron que se apartara de la conducción, incluso fuera alejado por el binnerismo.

Por eso dio fuertes declaraciones en Sí 98.9 tras la mala elección del domingo pasado: “Para el socialismo fue una derrota muy fuerte. Señalamos que fue una lamentable estrategia la boleta corta, y significó perder la banca tras 12 años, la misma después de Alfredo Palacios”.

Sin embargo, no se limitó a la boleta corta como explicación, sino que cargó contra la campaña de corte de boletas de Hermes Binner tras las Paso. “No es solo la boleta corta. Después de la lamentable campaña de la tijerita, tendrán que hacer un análisis los dirigentes socialistas y entender que en las elecciones provinciales se prendió una luz amarilla, y ahora una roja”.

Giustiniani no ahorró críticas contra su ahora rival político. “Me gustaría escuchar a Binner, por que no habló y en la derrota hay que asumir con dignidad. Binner no se destacó como legislador en su tarea, y la gente está dando una vuelta de página en las últimas elecciones”.

Además consideró excluyente la realización  de una reunión para reflexionar. “Primero quiero que haya debate, porque los que planteamos diferencias fuimos separados. La actual dirigencia, yo ya no formo parte de la conducción, espero que abra la autocrítica”.