sec-corbata

Un patrullero y dos motos buscaron intervenir una asamblea de mujeres del Conicet Rosario

El patrullero estacionó al costado del ingreso del Conicet y el coordinador le apuntó que debía retirarse.

Un patrullero y dos motos de la policía provincial buscaron intervenir durante una asamblea que se realizaba de mujeres investigadoras del Conicet Rosario el pasado jueves, día de la mujer, aduciendo que fue “por órdenes de superiores”. Las investigadoras pidieron explicaciones y solicitaron una audiencia al ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro.

Alrededor de 50 mujeres entre investigadoras, docentes, becarias y administrativas del Conicet Rosario y del INTI Rosario se reunieron desde las 11 en el marco de las múltiples actividades que se realizaban en la ciudad por el paro internacional de mujeres, donde el objetivo era el intercambio de conocimiento sobre la realidad laboral que todas ellas transitaban.

Poco después del inicio de la asamblea, un patrullero de la policía provincial acompañado de dos motos intentaron ingresar al predio del CCT Rosario, de Ocampo y Esmeralda. El ingreso fue impedido por personal de seguridad debido a que no contaban con una orden judicial que les habilitara el ingreso a un predio en el cual no tienen jurisdicción.

Quien conducía el vehículo se presentó como el comisario de la seccional 4ta, y adujo “responder a órdenes de superiores provinciales” para hacerse presente durante la asamblea de Mujeres. “Fue entonces que “una investigadora que ingresaba vio la situación, lo notificó en la asamblea, y decidimos consultar al coordinador del CCT Javier Martínez, que nos aseguró no saber nada de que esté previsto un patrullero en la asamblea”, recordó Marina Espoturno a Rosarioplus.com, quien es delegada de ATE Conicet y becaria doctoral en el instituto ICAR.

El coordinador del Conicet se acercó al patrullero y le solicitó que se retirase, “y salió el patrullero del predio pero junto a las motos siguieron estacionados a unos metros de la puerta hasta la finalización de la asamblea en un claro mensaje intimidatorio”, recordó la investigadora, quien destacó que “lo grave es que al comienzo de la organización de actividades por el #8M las organizaciones dejaron en claro al ministro Pullaro que no intervenga, por lo que no podemos dejar pasar algo así porque sienta un precedente con el riesgo de que se normalice en cada asamblea”.

La asamblea continuó con normalidad, y las participantes decidieron tomar varias acciones: “Hicimos un comunicado público en repudio de lo sucedido, pedimos explicaciones a las autoridades del Conicet, elevando una carta al consejo directivo y al director Roberto Rivarola, y solicitamos una audiencia al ministro Pullaro para que alguien responda por lo que ocurrió”. 

También se llevara el tema a debate en la comisión de derechos humanos del Concejo Municipal, que convocó a las investigadoras a exponer lo sucedido en la reunión de la semana próxima.

Marina recordó que no es la primera vez que en una reunión se intimida a los participantes, luego de que un acto de la UNR por Santiago Maldonado frente a la Facultad de Psicología, y  dos veces en el Instituto Olga Cossettinidos veces en el Instituto Olga Cossettini pasaron intervenciones similares.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo