sec-corbata

Tres provincias frente a la Corte por la problemática en La Picasa

La crecida de la laguna que comparten Santa Fe y Buenos Aires ya afectó a 70.000 hectáreas productivas

Autoridades de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires y de la secretaría de Recursos Hídricos de la Nación se reunirán este miércoles a las 10 en la audiencia pública convocada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, por la emergencia hídrica que atraviesan esos distritos en torno de la laguna La Picasa.

Según especialistas en hidrología, La Picasa pasó de ser una pequeña laguna que en 1985 ocupaba 1.400 hectáreas, "a una enorme masa de agua que hoy abarca un territorio equivalente a 40.000 hectáreas, o sea 28 veces más que hace 32 años". El Gobierno nacional proyecta construir un acueducto de unos 90 kilómetros de largo, que vincule La Picasa con el río Paraná, para dar una "respuesta estratégica" al problema.

Ocho ingenieros de la Dirección Nacional de Proyectos y Obras Hidráulicas, que depende de la subsecretaría de Recursos Hídricos, trabajan en el diseño de un sistema que entube el exceso de agua de la laguna y lo traslade desde Teodelina hasta el Arroyo Pavón, en el sur santafesino.

Toda esa zona, que en algunos sectores tiene hasta seis metros de profundidad de agua acumulada, cumple un rol clave en la producción agropecuaria del país, especialmente en el segmento lechero.

La provincia de Buenos Aires mantiene una posición enfrentada a la de Santa fe ya que los santafesinos pretenden extender el canal de desvío desde Teodelina hasta el territorio bonaerense. Las autoridades bonaerenses no quieren que el agua de La Picasa ingrese a los ya afectados municipios del norte y noroeste provincial y proponen otro tipo de desvío.

El presidente del Comité de Cuencas de Santa Fe, Juan Carlos Duhalde, dijo a la agencia Télam que "técnicamente" la provincia tiene todo para demostrar su postura" en la audiencia.

Para Duhalde, la audiencia pública "es una buena oportunidad para Santa Fe, porque la obra que está haciendo forma parte del proyecto que realiza la Nación".

Esa obra, explicó "se la conoce como el Canal Aliviador, puesto que mejora la condición de la laguna ya que permite extraer una importante cantidad de metros cúbicos sin necesidad de bombeo, hasta una cota determinada".

La Corte decidirá luego de escuchar todos los argumentos y, "como en este caso hay tres provincias involucradas, de última llamará a una cuarta parte para definir el tema, que puede ser el Instituto Nacional del Agua (INA) o la Secretaría de Recursos Hídricos de Nación", indicó.

Productores rurales del sur de Santa Fe aseguraron que a raíz de las crecidas de La Picasa "más de 70.000 hectáreas productivas" se perdieron en el sur provincial.  Una de las poblaciones más afectadas por los desbordes es el pueblo Diego de Alvear, distante 5 kilómetros de la laguna. Allí los vecinos viven preocupados porque cada vez que llueve intensamente en la región el agua corta la ruta nacional 7, por donde la mayoría de los productores sacan sus cosechas.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo