sec-corbata

Los apagones volvieron a los barrios y hacen ruido en el Concejo

El bloque de Ciudad Futura propone que se declare la "emergencia eléctrica", una manera de justificar más inversión en infraestructura de redes en los barrios y más celeridad con el programa social de la EPE "Luz segura".

Las bajas temperaturas de los últimos días causaron –como es usual– un pico de consumo de energía eléctrica, lo que redunda en prolongados apagones en los barrios donde la red tiene deficiencias y, sobre todo, si proliferan conexiones clandestinas. El bloque Ciudad Futura en el Concejo relevó esa coyuntura y afirmó que hay casi cuarenta barrios de la periferia rosarina que por estas horas enfrentan recurrentes cortes de luz y explosiones de transformadores con miles de usuarios a oscuras y sin esa única fuente de energía durante días.

Con ese contexto, y mientras en el Concejo se discuten el impacto de los tarifazos y evalúan la posibilidad de quitar tasas municipales en las facturas de servicios con tal de achicar costos al usuario, los concejales de Ciudad Futura presentaron un proyecto para que se declara la emergencia energética en esos barrios populares. Esperan que ese status habilitaría más recursos del Estado para solucionar de plano este déficit de infraestructura.

Obrero de la EPE instala cable preensamblado, de mayor seguridad en
redes aéreas.

“Que el Estado municipal coordine con la EPE y la Provincia distintas estrategias para proveer de energía eléctrica a las zonas afectadas. Ya sea mediante reemplazo de tendidos, con la compra urgente de nuevos y más potentes transformadores, con implementación ágil del programa Luz Segura, etc”, explica Ciudad Futura en un comunicado.

El jefe de ese bloque parlamentario, Juan Monteverde, consideró en Sí 98.9 que “la situación es muy complicada y los problemas son cotidianos”. “Los vecinos se exponen a peligros todo el tiempo. Si hay una fase que se cae, van a ver si pueden arreglar y tocar el transformador”, explicó.

Según el concejal la precariedad es hacia el interior de las viviendas y también en la red eléctrica. “Intentemos resolver la situación ahora, de manera rápida. Lo que proponemos – insistió Monteverde- es una analogía con lo que pasó con la Emergencia en Seguridad: esto es un problema urgente y el Estado debe asumir el problema y sacar las trabas burocráticas por ejemplo. No hay que naturalizar”.

Luego pidió por el programa Luz Segura que está destinado a regularizar la provisión de energía eléctrica en los barrios en situación de vulnerabilidad social donde se presenta un alto porcentaje de conexiones irregulares.

En cada vivienda "regularizada" se instala un regulador de tensión que permite tener encendida una estufa, un calefón eléctrico, un TV, heladera y la iluminación básica del hogar; y si se supera ese consumo el regulador interrumpe el servicio automáticamente y lo devuelve a los cinco minutos, una vez que el usuario desconecta el exceso de artefactos conectados a la red. Por intermedio de esta iniciativa también se incorpora al usuario como cliente de EPE, abonando una tarifa plana.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo