sec-corbata

La investigación del ataque a Fiscalía sumó dos imputados más

Dos de los tres jóvenes detenidos el pasado martes, involucrados en el ataque a balazos contra la sede de la Fiscalía Regional, en Montevideo al 1900, fueron imputados este viernes por el juez Gonzalo López Quintana, a instancias del fiscal Matías Edery por diversos hechos cada uno. Un tercer detenido fue derivado a un juzgado de menores, y en total la investigación suma siete imputados hasta el momento por los diversos atentados a inmuebles relacionados con el Poder Judicial y con jueces que intervinieron en los juicios a la banda Los Monos.

Lucía Uberti, de 24 años, detenida esta semana, quedó como acusada de haber participado de la balacera contra la sede del Ministerio Público de la Acusación en la madrugada del 14 de agosto, día que comenzaba la audiencia de apelación de condenas a la banda liderada por la familia Cantero.

“La joven participa de la célula que perpetró dicho atentado, y se relaciona con otras balaceras a ex viviendas de funcionarios judiciales”, precisó el fiscal Edery en diálogo con la prensa, y detalló que en la audiencia ella “declaró ser empleada de un comercio, se despegó de su acusación y del arma encontrada” en su domicilio de barrio Acindar, en los monoblocks de Avellaneda y Winter.

En cuanto al segundo imputado -Matías César, de 22 años- su imputación refiere a la autoría del robo de un VW Suran, el 31 de agosto a la madrugada, en España al 5800. Y su relación con la balacera a Fiscalía pasa por su vínculo con Uberti. Al ser detenido, el martes pasado, tenía consigo un arma de fuego.

En ambos casos, el juez dispuso que permanezcan en prisión preventiva.

Las calificaciones que le caben a Uberti son de tenencia ilegal de arma de fuego, encubrimiento de delito “especialmente grave” por tratarse de intimidación mediante amenazas calificadas, al estar dirigidas con el objetivo de intimar a los magistrados y fiscales del MPA. 

En la investigación en principio no se encuentra vinculación de esta banda con Los Monos, “llama la atención que todas tengan el mismo tipo de objetivo (el judicial), pero hoy no tenemos elementos para afirmarlo”, aclaró Edery.

El robo por el que fue imputado César fue el pasado 31 de Agosto de 2018 cuando a la madrugada  en España al 5800 intimidó con un arma de fuego a una persona para sustraerle un automovil Volkswagen Suran y darse a la fuga con el rodado.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo