sec-corbata

La joya que el Estado busca rematar a pedido del FMI

Se trata del Fondo de Sustentabilidad, creado y consolidado tras el traspaso del las Afjp al sistema público de jubilaciones. Incluye acciones de 46 empresas que cotizan en bolsa. El lento proceso de desmantelamiento que empezó con Cambiemos en el poder se agudizará con la venia del FMI, que avaló la venta de activos para financiar el pago de pensiones y bajar el déficit fiscal. Historia, alcances y riesgos.

La luz verde que el Fondo Monetario Internacional (FMI) le dio al gobierno para desprenderse de activos que conforman el Fondo de Garantía de Sustentabilidad pasó desapercibida en medio de una agenda política centrada la semana pasada en la suba del dólar y la despenalización del aborto. La letra chica del acuerdo habilita que se rife la "última joya de la abuela", según la definición de abogados y especialistas en materia previsional. 

A grandes rasgos, la Casa Rosada podrá utilizar parte de los activos para "financiar el pago de pensiones", algo que nunca se hizo desde la creación del Fondo de Sustentabilidad (2007). La medida, a juicio del FMI, permitirá bajar el déficit fiscal y "normalizar" un sistema "desnaturalizado" tras el fin de las Afjp, según el punto de vista del organismo supranacional. La entidad que preside Christine Lagarde sostiene que los fondos privados fueron "incautados" por el Estado en aquel traspaso. 

Este enorme conjunto de activos, conformado títulos públicos y por acciones de 46 empresas que cotizan en bolsa, ya sufrió algunos cachetazos desde que Cambiemos asumió en el poder. Al fracasar el blanqueo, el gobierno utilizó parte de esta caja para solventar el programa de Reparación Histórica a jubilados. También se decidió –DNU mediante– participar de la "timba financiera" con préstamos a privados. 

Estos "desaguisados", sumados a la devaluación, provocaron una reducción de casi 30 mil millones de dólares en los últimos 30 meses, según el calculo que semanas atrás realizó el abogado y ex presidente del Centro Interamericano de Estudios de la Seguridad Social, Miguel Angel Pastor. 

Anses informó en su último informe contable (primer trimestre 2018) que el valor en dólares de la cartera es de 62.847 millones, "presentando un descenso respecto de diciembre de 1,9%". Actualmente, el portafolio del Fondo está compuesto mayoritariamente por títulos públicos y acciones de privados.

En este segundo rubro, el Estado tiene una participación superior al 20% en muchas de las empresas más rentables del país, como por ejemplo Banco Macro (28%), Edenor (26%), Siderar (25%), Telecom (25%), Molinos Agro (20%), entre otras.  

Origen y consolidación del Fondo

Roberto Sukerman fue director de la delegación local de Anses entre 2009 y 2011. Recuerda que el Fondo de Sustentabilidad se creó por "iniciativa de Néstor Kirchner" al final de su mandato con la idea de "tener un fondo anticíclico que pudiera dar respuesta al pago de la seguridad social en momentos de crisis". 

El proyecto quedó como "una expresión de deseo" hasta la reestatización de las Afjp. Ese "patrimonio" se colocó con visión estratégica en un fondo que empezó a "generar cada vez más dinero, más renta".

Sukerman, concejal y ex director de Anses en Rosario.

"Hay que aclarar que la pretensión de vender acciones del Fondo es anterior al acuerdo con el FMI. Las empresas vienen forzando para poder recomprar sus acciones y dejar de ser socias del Estado. No quieren al Estado metido en sus empresas. Durante el gobierno anterior esto molestaba mucho, por eso le vienen pidiendo a Macri que las vuelva a poner a la venta", explica el concejal.  

En el modelo económico anterior al de Cambiemos, se logró un "círculo virtuoso" ligado a las inversiones productivas, según el análisis del edil kirchnerista. "Se otorgaban créditos para inversiones productivas para generar empleos, mayor industrialización, más impuestos y más recaudación", detalla Sukerman.  

El convenio con General Motors para producir un auto en la terminal de Alvear (Chevrolet Agile) es un "claro ejemplo" de esta "lógica virtuosa", según su visión. La Central Termoeléctrica de Timbúes, por citar otro caso, también se concretó mediante un préstamo de este Fondo.

El plan del actual gobierno está en las antípodas de este "bosquejo original". "Liquidar el Fondo significa deshacerse de su capital. Si se funde el sistema público, es probable que se piense nuevamente en un sistema privado. En el sistema público cobran todos, en el sistema privado solo algunos, solo los que tengan mejores ingresos. El resto no se va a poder jubilar nunca", advierte Sukerman.

Casos con la "nueva lógica"

Hay siete causas penales en la Justicia por presuntos delitos en el uso de dinero del Fondo de Sustentabilidad. Las denuncias desnudan, por un lado, los efectos de la especulación financiera; y por el otro, el traspaso a cuenta gotas de acciones al capital privado. 

En uno de los casos, Anses otorgó un préstamo de 260 millones de dólares, con una tasa en dólares del 7,5% a la provincia de Córdoba para financiar seis gasoductos. Al mismo tiempo, se aprobó la venta de los títulos emitidos por la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC) –que integraban la cartera del Fondo de Sustentabildiad desde 2011– con una tasa anual en dólares del 12,5%. La triangulación financiera dejó una pérdida diferencial de 75 millones de dólares para la cartera estatal. 

En otro de los casos, el gobierno se desprendió de acciones que tenía en Petrobras cuando la firma Pampa Energía –una empresa cercana a la Casa Rosada– compró la petrolera. El Fondo de Sustentabilidad vendió así el 11,85% de su participación a un valor de 10,37 pesos por acción. Tras la fusión con Pampa Energía, las acciones de Petrobras Argentina treparon a 18 pesos.

"La denuncia se basa en que fue una operación habilitada por el Comité Ejecutivo del Fondo de Garantía, sin que existieran los requerimientos que por ley necesita el Anses para vender activos; en que la operación se hizo a un precio por acción por debajo del que calculaban el costo consultoras privadas especializadas, lo que representó para el Estado Nacional a través del FGS entre mil y tres mil millones de pesos de pérdidas", acusó la diputada Victoria Donda, quien impulsó una de presentación penal que está curso.

Golpe letal

Para Miguel Angel Pastor, uno de los abogados argentinos con más experiencia en materia previsional, el sistema de jubilaciones va a su "destrucción total" de desmantelarse el Fondo de Sustentabilidad. 

 "Yo tengo 68 años, he dedicado mi vida a estudiar esto, y nunca en la historia argentina ni en la historia de la humanidad creo que haya habido una destrucción semejante de un sistema como lo que está ocurriendo en este momento. En dos años y medio, los jubilados argentinos perdieron más que en siete años u en ocho años en Grecia. Y si se aprueba esta carta de intención con el FMI, el sistema previsional argentino, como lo conocimos, desaparece, no queda absolutamente nada”, explicó preocupado días atrás en un programa de televisión.

La primera "gran trampa" se concretó con la reforma de ajuste jubilatorio sancionada por el Congreso en diciembre del año pasado. "El plan se basó en recomendaciones de los organismos internacionales, fundamentalmente el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)”.

 Solo dos países de la región forman parte de OCDE, Chile y México, donde "casualmente" hay regímenes privados y donde se "pagan las jubilaciones más bajas del continente".  

Explicó que “de la OCDE forman parte dos países de América Latina (Chile y México)”, que “son casualmente los dos países que tienen régimen de capitalizacion y pagan las jubilaciones más bajas del continente”. "Hacia ese camino nos quieren llevar", advirtió.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo