sec-corbata

Audio estremecedor: las amenazas que una mujer recibe de su ex

Golpes, insultos y amenazas son actitudes que una mujer que sufre violencia de género debe aguantar a diario. La denuncias son varias pero las repuestas son casi nulas. Al igual que miles de mujeres en todo el país, Laura debe soportar la violencia machista de su ex marido. 

"La agresión comenzó hace muchísimo, con un golpecito, con un insulto y terminó en barbaridades", afirmó Laura, víctima de violencia de género, en diálogo con Verónica Luchessi en Sí 98.9. "Desde que me separé, mi vida es un calvario", agregó.

Según comentó la mujer, desde que se separó de su ex marido, hace ocho años, la violencia hacia su familia y amigos no cesó. "Todo mi entorno sufre esta violencia, estoy paralizada en la vida", señaló.

Las continuas agresiones sufridas por Laura fueron denunciadas ante la fiscal Raquel Almada, de la unidad de Violencia de Género, pero las respuestas de la justicia no fueron favorables. "La fiscal me dice que todo prescribió. A todas las denuncias que presento, siempre le falta algo para citarlo", comentó, casi entre lágrimas. 

"Descuido mi trabajo y mi familia, por pasarme todo el día en tribunales, pero él nunca se presenta, no lo van a buscar por las denuncias", indico.

Ariel, el hombre denunciado, tiene restricción para acercarse a su ex esposa, con la cual se divorció legalmente hace 4 años, y a dos de sus cuatro hijos. Sin embargo, las imposiciones legales no son respetadas.

"Él tenía episodios violentos y después fue agregando adicciones, se volvió algo descontrolado", aseguró la mujer.

En cuanto a los reiterados episodios violentos, la víctima relató: "La última agresión fue en una avenida, me cruzó la camioneta, me bajó del auto y me golpeó. La gente me defendió".

"Él se relaciona con gente de la barra brava de Central para generar todo este miedo. Tiene problemas con el juego compulsivo y la droga", agregó.

Teléfono descompuesto

"El teléfono de la asistencia nunca me atendió, he estado 45 minutos llamando", acusó Laura, y remarcó que las opciones que le ofrecieron para tener más seguridad fueron: vivir en un refugio o tener rondes de patrullaje policial cerca de su hogar.

"No quiero vivir encerrada y el señor libre", apuntó la víctima de violencia de género y agregó: "Me mordió la cara en la puerta del colegio, me atropelló en una avenida pero nunca basta para que sea apresado".

Audio estremecedor

La producción de Sí 98.9 pudo acceder a uno de los tantos mensajes de voz que el agresor el envía a su ex mujer, donde el grado de violencia es extremo: "Te voy a matar, vos no sabés todo lo que estoy sufriendo puta. Ya me van a decir a dónde estás putita, te voy a arruinar. Estoy pensando todo el tiempo, te voy a matar hija de puta".

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo