sec-corbata

A 64 años del derrocamiento de Perón por "La Fusiladora"

El golpe de Estado en Argentina de septiembre de 1955 fue una sublevación cívico-militar que derrocó al gobierno constitucional encabezado por Juan Domingo Perón. Este movimiento se autodenominó Revolución Libertadora y colocó en el poder al general Eduardo Lonardi. El gobierno que llevaron adelante se caracterizó por un autoritarismo extremo que tuvo entre sus prohibiciones no sólo la proscripción del peronismo, sino también el sólo hecho de nombrar a Perón. Es en este período que nació la resistencia peronista. 

Los antecedentes de este golpe se remontan a 1951, con varios intentos fallidos. Pero el más violento fue el que ocurrió tres meses antes, el 16 de junio de 1955, con el Bombardeo de la Plaza de Mayo, también conocido como la Masacre de Plaza de Mayo. Ese día varios escuadrones de aviones pertenecientes a la Aviación Naval, bombardearon y ametrallaron con munición aérea de 20 mm, la Plaza de Mayo y la Casa Rosada. También estuvieron entre sus blancos el edificio de la CGT y la entonces residencia presidencial.

El objetivo era asesinar a Juan Domingo Perón, algo que no lograron. Pero sí mataron a más de trescientas personas e hirieron a más de setecientas, entre civiles y militares. Además de lograr luego la impunidad de los responsables decretada por la dictadura, que toma el poder tres meses después.

Es en estos años nació la resistencia peronista, como respuesta a la prohibición de siquiera nombrar a Perón y toda identidad obrera. En Rosario esa resistencia tuvo un particular capítulo con una foto que se volvió mítica. Se trata de un grafiti que apareció en el barrio Villa Manuelita en esos días convulsionados de septiembre, que decía: "Los yanquis, los rusos y las potencias, reconocen a la libertadora. Villa Manuelita no". 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo