El sistema que utiliza el celu para medir la fiebre en sólo un segundo

Saber en todo momento cuál es la temperatura corporal. Eso es lo que ofrece este sistema que puede controlar a través de un apósito adhesivo que se coloca sobre la piel, la fiebre de las personas, convirtiéndose en una gran alternativa a los termómetros tradicionales.

La empresa SkinTemp y el centro tecnológico Eurecat presentarán en el Mobile World Congress este invento, que se podrá ver en el stand del centro Tecnio en el MWC, y que, según explican, solo requiere pegar el vendaje a la piel y pasar el teléfono por encima para saber la temperatura corporal exacta, por lo que suprime el tiempo de espera en la medición de la temperatura y permite pasar de unos intervalos comprendidos entre treinta segundos y dos minutos a únicamente un segundo, según explicó Ignacio Faura, fundador de Skintemp.

“El dispositivo «ofrece la máxima precisión, con calibrado de fábrica para cada dispositivo y aporta confort y un gran ahorro de tiempo que hace que sea especialmente útil en el caso de los bebés, niños y gente mayor”, añadió Faura.

El nuevo sistema utiliza la tecnología NFC para establecer la comunicación entre el adhesivo y el móvil, que procesa la información mediante una aplicación y da la opción de ver los datos en forma de gráfico o de tabla.

La aplicación permite, además, crear alarmas que ayudan a controlar los tiempos de fiebre del enfermo, puede gestionar la temperatura de varias personas al mismo tiempo y los datos que genera se pueden exportar en distintos formatos, como email o mensaje de móvil. De este modo, se puede dar al médico la evolución de las últimas horas, días o semanas y las puntas de temperatura registradas.

La idea del producto, que es el resultado de 14 meses de trabajo de conceptualización y desarrollo, surgió cuando uno de los tres socios de SkinTemp compartió el problema de medir la temperatura corporal de su bebé y vieron que no había ningún sistema que combinase sencillez y eficacia y no necesitara bluetooth ni batería y tuviera un precio competitivo y asequible para todos los públicos.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo