El gobierno recorta campo laboral a profesionales y enciende la mecha

El Consejo de Universidades, que integran todas las universidades públicas y privadas del país, dispuso el recorte de las incumbencias profesionales de los títulos de carreras consideradas de interés público. Con esta decisión, se supone que un profesional no podrá ejercer en otras áreas que no son de su competencia, por más que haya estudiado en esos campos, lo que generó rechazos de órganos colegiados y asociaciones de profesionales. 

La decisión fue tomada con el objetivo de dar solución a un largo conflicto sobre la realización de mensuras de los terrenos, cuya competencia se disputan agrimensores e ingenieros. Sin embargo, las voces en contra de esta resolución aseguran que ahora, para adquirir tales competencias será necesario el cursado de posgrados, que son arancelados, a diferencia de las carreras de grado cursadas en la Universidad pública, que son gratuitas.

La resolución 1254/18 del Ministerio de Educación de la Nación, toma el trabajo que realizó el Consejo de Universidades durante varios años en el que analizó las incumbencias profesionales que tienen los títulos de las carreras agrupadas en el artículo 43 de la Ley de Educación Superior, que son las consideradas de interés público.

Ellas son Farmacia, Bioquímica, Medicina, Odontología, Psicología, Veterinaria, Ingeniería Biomédica y Enfermería. También hay otras carreras no incorporadas a ese artículo pero que forman parte de las profesiones presentes en el equipo de salud y que se matriculan en distintas jurisdicciones provinciales. Ellas son Kinesiología, Fonoaudiología, Biología, Bromatología, Nutrición, Obstetricia, Trabajo Social, Terapia Ocupacional, Musicoterapia y Psicopedagogía.

"Se intenta sacar especificidad a las carreras para que estudies en un posgrado pago", afirmó Franco, presidente saliente del centro de estudiantes de la Universidad Tecnológica Nacional sede Rosario.

En diálogo con Rosarioplus.com, el referente de la agrupación Gradiente explicó que en las nuevas incumbencias "no se habla de las capacidades de investigación, asesoría y peritaje". "No sabemos si se pueden hacer o no, pero como no están quedan en una nebulosa", comentó.

"En un futuro, no se cual lejano, vemos que se va a empezar a hacer un recorte periférico a la carrera, para arancelar la educación pública", opinó el estudiante y remarcó: "Nuestra facultad apunta a un ingeniero que se desarrolle en la industria nacional, el cual no es compatible con este modelo económico que apuesta a la importación".

En sintonía con Franco, Agustina, del centro de estudiantes de la facultad de Psicología, señaló:  "Se apunta a recortar las capacidades para que tengamos que recurrir a los posgrados pagos y equiparar las profesiones a una tecnicatura".

La representante del ALDE, comentó que al comparar las incumbencias anteriores con las nuevas se puede notar un recorte en los ámbitos de trabajo. "El mayor impacto es hacia la comunidad, porque el recorte pasa a generalizar cuáles los ámbitos en donde tenemos que intervenir", dijo.

Además, Agustina indicó que no hubo una instancia abierta a la comunidad para debatir las modificaciones y afirmó que se "estaría equiparando el conocimiento de la universidad pública con el de la privada, para vaciar la primera".

"Dejar de tener especificidades nos obliga a tener que hacer posgrados pagos", apuntó la presidenta del centro de estudiantes de La Siberia, y agregó: "Al borrar ciertos ámbitos de trabajo, que son las intervenciones que tiene el psicólogo dentro de la comunidad, retrocedemos en algunas conquistas que tenemos, como por ejemplo la Ley de Salud Mental".

Por su parte, Claudio, referente del ALDE en la facultad de Arquitectura, detalló que de 20 actividades reservadas que poseía la carrera pasó a tener cuatro, que son "generales y no tocan cuestiones específicas de la carrera".

Al igual que los estudiantes de Pscicología e Ingeniería, lamentó: "Esta medida nos perjudica porque si el día de mañana si queremos acceder a especificidades debemos pagar un pos grado".

 

"Es parte del vaciamiento de la educación pública. El día de mañana, pueden sacar esos contenidos (que estaban especificados en las actividades reservadas anteriores) del plan de estudio porque no son parte de las incumbencias", consideró y reiteró: "De esta forma ponen en jaque los contenidos que tenemos en los planes de estudio".

Para Tamarit "es natural que aparezcan algunas disonancias pero esto es materia discutible" y detalló que además del conflicto entre ingenieros y agrimensores también los hay entre ópticos y oftalmólogos. "Ahora lo que estamos viendo es una dinámica más importante, las profesiones se van solapando una con otras, hay temas que son de mayor interés que pueden ser abordados por una u otra disciplina, por lo que quisimos ir limitándolos", destacó Tamaritt. Y agregó. "Cada vez más hay temas que son transversales a muchas carreras con perfiles muy distintos y específicos". 

El Consejo Interuniversitario durante los años 2012 y 2013 llevó adelante un trabajo de redefinición de las actividades reservadas de las carreras consideradas de interés público. Esta redefinición se basó "en nuevos criterios cuyo objetivo era resolver complicaciones generadas por el ingreso de numerosas carreras con múltiples solapamientos y las actuales familias profesionales".

Para los decanos como resultado de la redefinción "las 16 actividades establecidas inicialmente como incumbencias se subsumen y se contienen en cinco nuevas de mayor amplitud" y destacó: "No se “reduce” el campo profesional". Y añadieron que el ejercicio profesional del psicólogo "se encuentra regulado por las Leyes de Ejercicio Profesional de la Psicología, que no se ven afectadas por la resolución ministerial".

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo