Los Cuentos de Chiribitil, luminosa literatura infantil que volvió del pasado

Fue un oasis de imaginación y expresión en plena dictadura, y también algunos de los libros de esa colección sufrió la censura. La editorial Eudeba la reeditó en 2014 y ahora sus responsables vienen a contar esa experiencia y el significado de esa obra en una charla debate en Plataforma Lavardén. 

Esta tarde en Plataforma Lavardén habrá una charla debate en torno a esta consigna: "Los cuentos de Chiribitil: Emblema de libertad de una generación", y contará los detalles de lo que fue la recuperación cultural de esa colección de libros infantiles que sufrió la censura de la dictadura cívico militar y que renació a partir de su reedición en el año 2014. Estará presente Violeta Canggianelli, la gestora del rescate editorial, junto a colaboradores, autores de las historias publicadas e ilustradores. 

 

 

Los cincuenta cuentos que integraron la colección lanzada desde el año 1976 fueron una excepción durante la dictadura, época en la que no se editaban muchos cuentos nuevos para niños en la Argentina. La colección, a cargo de Boris Spivacow  y realizada por el Centro Editor de América Latina (Ceal), abrió el camino para la nueva literatura infantil argentina. Creación, en un marco de censura y resistencia. 

Se vendía en los kioscos, a precios accesibles, y sus tiradas alcanzaban 50 mil ejemplares. Fue el espacio para que muchos autores e ilustradores noveles de la Argentina, pudieran desarrollarse en el género de la literatura infantil y juvenil con absoluta libertad y audacia en los años 70. Sin embargo, la dictadura fue implacable con el Centro y con muchos de los cuentos del Chiribitil que fueron expresamente prohibidos, como “Los zapatos voladores” y “El salón vacío”.

La iniciativa de Violeta Canggianelli, desde editorial Eudeba, hizo posible rendirle homenaje a la colección y a la ya desaparecida editorial. reeditando una de sus colecciones más emblemáticas. La responsable editorial junto a Lucrecia Pelliza, colaboradora e investigadora de la primera hora del proyecto de rescate cultural, contaron en diálogo con Rosarioplus.com el paso a paso de ese rescate editorial, el por qué y principalmente su para qué. 

Violeta Canggianelli, responsable de la reedición.

"Estos libros se convirtieron en emblema de libertad de expresión de una generación, y en ese sentido volvieron a ser reeditados. Yo fui lectora de ellos y quienes me siguieron en esta iniciativa también lo fueron y la idea era justamente legarlos, trasmitirlos a nuevas generaciones", cuenta Violeta.

La redición fue un éxito. Los primeros diez títulos salieron en 2014 y muchos de ellos agotaron su tirada. Más tarde, y a medida que iban contactando autores y dibujantes pudieron avanzar con la colección que no dejó de venderse, lo que demuestra la vitalidad y vigencia de las historias.

"Era una especie de crucigrama, porque para respetar el formato original de cada uno de los libros, había que contactar al autor y al ilustrador para que lo autoricen. Por ahí dábamos con un ilustrador pero justo de los cuentos que había ilustrado no teníamos los autores, así que había que ponerse en búsqueda de esos autores", cuenta Lucrecia. 

En relación a esto Violeta asegura que "en esto consistió justamente el trabajo de rescate editorial: desde el inicio solicitar todos los permisos y autorizaciones para poder rendirle un homenaje a Ceal en libros en formato idénticos a los originales".

Es que la Ceal, además de ser un emblema de creatividad y resistencia en tiempos de dictadura, lo fue también de inclusión. La editorial se caracterizó por tres cuestiones fundamentales: la excelente calidad literaria, su precio económico y accesible para amplias capas sociales y su escasa rentabilidad económica.

En este sentido Violeta afirma que se trabajó para homenajear ese proyecto y se lo hizo "con un especial cuidado en el formato, en el diseño, en la compaginación. Mejorando además la calidad de las tapas y de las hojas". "Se recuperó toda la colección teniendo presente justamente ese modo de trabajo que tenía la Ceal, por eso planteamos la idea de rescate cultural", concluyó. 

La cita para conocer más de esta redición homenaje a los cuentos es este miércoles las 19 horas en Plataforma Lavarden, con entrada el libre y gratuita. En el evento estarán presente ilustradores, cuentistas y lectores de los cuentos de la colección.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo