Un equipo de especialistas estadounidenses diseñó una vacuna contra el virus del Sida que en sus primeras pruebas se ha mostrado eficaz para contrarrestarlo al nivel de evolución actual que ha desarrollado esa enfermedad.

La vacuna fue probada en poblaciones de tres continentes, y en todos los casos se ha mostrado capaz de activar el sistema inmune. Es que desarrollos anteriores habían quedado en el camino ante la amplia variedad de cepas del virus de inmunodeficiencia humano. 

El centro de investigación médica en Boston, donde se diseñó la vacuna.
El centro de investigación médica en Boston, donde se diseñó la vacuna.

Se ensayó con unas 400 personas y el resultado fue seguro y capaz de activar el sistema inmunitario, aunque los autores del trabajo piden cautela con sus resultados. La investigación se publicó el 6 de julio en The Lancet, y la nota detalla que en total, se probó con 393 humanos de Tailandia, EE UU y Sudáfrica.

"Estos resultados hay que interpretarlos con cautela", aclara en una nota el director del Centro de Virología e Investigación en Vacunas del Centro Médico Beth Israel Deaconess (Boston, EE UU) y principal autor del ensayo, Dan Barouch.

Además añadió que "los retos en el desarrollo de una vacuna contra el VIH no tienen precedentes y la capacidad para inducir una respuesta inmune específica ante el VIH no indica necesariamente que la vacuna protegerá a los humanos de la infección por VIH". Esto es justamente lo que quieren comprobar en una siguiente fase en la que se vacunará a 2.600 mujeres de Sudáfrica en situación de riesgo de contraer el VIH.