"Al terminar mi contrato en junio no tenía tomada esta decisión -declaró entonces-. Para no generar incertidumbre y entorpecer el armado del equipo, en ese momento informé a Central que no me tenga en cuenta. Esta es una decisión personal, familiar y de vida, donde la situación del fútbol post pandemia tiene gran peso en ella. No vivo esto como una despedida".

El entrenador "canalla", Cristian "Kily" González, mantuvo contacto con el jugador como lo reconoció en una videoconferencia: "Marco me mandó un mensaje después del partido con River, me dijo que le había gustado cómo había jugado el equipo, pero es un tema sobre el que yo no voy a opinar porque es una decisión personal en la que no puedo influir ni interferir".