Por más grandotes y rudos que parezcan algunos deportistas, no dejan de ser seres humanos que tienen sentimientos y que antes de cada competición tienen que lidiar con nervios y miedos comunes en cualquier competencia.

Un video que volvió a salir a la luz en estos días muestra al gigante Mike Tyson llegando a las lagrimas por la presión antes de subirse al ring. Si, el campeón de los pesos pesados estrella del boxeo a finales de los '80 y principio de los '90, famoso por knockear a quién se le pusiera adelante y recordado por arrancar una oreja de un mordisco, también necesita su descargo emocional antes de salir a repartir trompadas.

El video es de 1982, Mike tenía 15 años y estaba por debutar en el campeonato olímico junior de Estados Unidos, y aunque ya había ganado en la edición del año anterior no pudo aguantar el llanto y necesito el abrazo contenedor de Teddy, su entrenador, para poder relajar un poco la cabeza.

En el video se puede escuchar como lo incentiva: “Lo has hecho bien ante luchadores mejores de los que pelearás aquí”, recordándole que en el gimnasio peleaba ante boxeadores mayores que el. Y no mentía, ese día Tyson venció Kelton Brown y comenzó su corto camino hasta convertirse en campeón mundial de los pesos pesados.

El cine ya ha hecho su parte, y este momento clave en la carrera del boxeador quedó incluida (obviamente con algunos cambios a gusto del director) en la película biográfica llamada "Tyson".