Dos agentes del Comando Radioeléctrico asistieron a una joven que comenzó a realizar un trabajo de parto en su vivienda en Baigorria. Todo salió bien por partida triple: la mujer fue madre de trillizas.

El viernes por la noche los oficiales patrullaban por la zona de calle Estanislao López al 2100 en la ciudad vecina de Granadero Baigorria cuando les dieron el aviso de que María de los Ángeles estaba entrando en trabajo de parto.

Medina y Antúnez asistieron en el parto de la primera beba
Medina y Antúnez asistieron en el parto de la primera beba

No hubo tiempo para que llegue un móvil sanitario y debieron asistir el parto de la primera bebé. “Ella estaba en el baño en un colchón puesto en el piso con varios miembros de su familia y el padre de las criaturas”, recordó la suboficial Sandra Antunes, quien destacó que “fue hermoso poner en práctica lo que habíamos aprendido como cadetes, y enterarnos que iban a ser trillizos”.

La joven esperaba parir el 19 de febrero, fecha en que se programó la cesárea, pero terminó siendo natural y afortunadamente con un final feliz para la madre y las tres bebas, que terminaron de salir asistidas por médicos del Sies y fueron trasladadas al hospital Eva Perón poco después.

El oficial Hernán Medina recordó aquel momento: “La madre estaba tranquila, es primeriza. La asistimos en el primer parto, que la beba salió bien y hermosa, y la tranquilizamos. Nos sorprendimos porque es la primera vez que tenemos esa situación. Soy padre, ya había presenciado, y fue hermoso esta vez también”.