sec-juego

Ni el historial, ni las apuestas le caen bien al Ciclón

San Lorenzo de Almagro tendrá una parada muy difícil el sábado en la final del Mundial de Clubes frente al superpoderoso Real Madrid. Esta afirmación no se vale solamente de la diferencia en el nivel futbolístico entre ambos, sino que se ampara también en los números.

Es que tanto el historial entre ambos, como las apuestas, favorecen al club merengue, y lo convierten en el favorito para levantar la Copa.  

 

APUESTAS

Luego de la poca convincente actuación del equipo de Edgardo Bauza en semifinales, sumado al poderío de las estrellas que conduce Carlo Ancelotti, los sitios especializados en apuestas marcan una clara (¿y exagerada?) diferencia entre los dos campeones continentales. La distancia, en algunos casos, supera los 17.

Tanto las agencias Bwin, Sportium y Bet365, pagan 19 pesos contra 1,13 pesos si el ciclón gana el partido, y el empate cerca de 8 pesos. La agencia más “amistosa” con San Lorenzo es Interwetten, que paga 15 contra 1,15 pesos en caso de que Cristiano Ronaldo salga llorando de la cancha.

 

ORTIGOZA, PARA GANAR LA LIBERTADORES 

 

BALE, TRAS UNA GRAN JUGADA DE DI MARÍA, Y GANAR LA CHAMPIONS

 

 

 

HISTORIAL

El 20 de diciembre quedará en la historia de San Lorenzo de Almagro. Es que se enfrentarán por la final del Mundial de Clubes, en Marruecos, nada menos que ante el Real Madrid, quizás el mejor equipo de la historia del fútbol.

Sin embargo, ya se han encontrado en el verde césped en tres oportunidades pero en amistosos.

La historia se remonta a 1946, cuando el Ciclón salió campeón local y decidió hacer una gira por Europa. El equipo de Madrid fue uno de los rivales, y por más que los de Boedo sacaban pecho de campeones, los merengues le ganaron 4 a 1. Pruden, en dos oportunidades, Belmar y Alsúa marcaron para el Merengue; Pontoni descontó para San Lorenzo.

El segundo enfrentamiento se dio en enero de 1950, en el Santiago Bernabeu, pero por más que  San Lorenzo jugó un buen partido, el Real Madrid se llevó el triunfo con gol de Luis Molowny, uno de los grandes jugadores en la historia del Merengue.

El último cruce entre argentinos y españoles fue en 1958, la única que tuvo como local al Ciclón, pero en el Monumental. En ese equipo madrileño se destacaban Alfredo Di Stéfano y Ferenc Puskas, quienes convirtieron para el 3 a 2 final.

El equipo argentino lleva desventaja pero ahora por los “porotos” quiere revertir la historia y dar el zarpazo.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo