sec-corbata

El HSBC "ha rectificado los errores"

El consejero delegado del grupo bancario británico HSBC, Stuart Gulliver, afirmó este lunes que "se han rectificado" los errores que posibilitaron que su filial suiza albergara en 2006 y 2007 cuentas opacas de unos 130.000 presuntos evasores fiscales.

Gulliver declaró ante la Comisión de cuentas públicas de la Cámara de los Comunes del Reino Unido, a la que dijo que, desde que tomó las riendas en 2011, se ha "centralizado" el funcionamiento de la institución ante el fracaso de la anterior "estructura federal más flexible".

La estructura del HSBC, argumentó, había quedado "desfasada y diluida por múltiples adquisiciones", lo que llevó en los últimos años a que el grupo fundado en 1865 fuera acusado además de lavado de dinero del narcotráfico mexicano, en 2012, y de manipulación de los mercados de divisas.

Uno de los cambios introducidos es que el banco ha dejado de ofrecer cuentas "sin correspondencia" -a cuyos propietarios no se enviaban cartas o comunicación de ningún tipo (indicativo de evasión fiscal)-, que han pasado de 14.868 en 2012 a doce actualmente, que están "justificadas", dijo.

El directivo también aseguró que ha pagado sus impuestos en el Reino Unido, pese a que reconoce que durante años tuvo una cuenta en la filial suiza a nombre de una empresa panameña.

También declaró este lunes ante la comisión parlamentaria Chris Meares, ex director general de HSBC Holdings y ex consejero delegado de su división de banca privada, que rechazó cualquier responsabilidad por las "acciones individuales" de directivos en Suiza que presuntamente facilitaron la evasión fiscal a sus clientes.

Preguntado por los diputados, Meares asumió la responsabilidad por "las fallas de control" en la organización ocurridos cuando él estaba al frente, pero no por los actos del personal suizo, de los que aseguró que "no tenía constancia".

La filial suiza del banco británico HSBC es investigada después de que la llamada lista Falciani -filtrada por el ex empleado Hervé Falciani- revelara que entre 2006 y 2007 albergó cuentas de unos 130.000 presuntos evasores fiscales de todo el mundo.

Entre los asistentes a la sesión estuvo el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) argentina, Ricardo Echegaray, que reclama al HSBC la repatriación de al menos 3.500 millones de dólares de capitales argentinos fugados a través de la filial suiza de la entidad.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo