sec-corbata

Dictan la conciliación obligatoria para la UOM

 

El Ministerio de Trabajo de la Nación dictó este martes la conciliación obligatoria por diez días, a partir de la cero hora de este miércoles, en el conflicto que mantiene la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) con las cámaras patronales del sector por las paritarias.

“Tenemos voluntad de sellar el acuerdo pero el sector empresarial debe arrimarse al nuestra demanda salarial”, dijo Antonio Donello, secretario general del gremio en Rosario.

El titular de la UOM, Antonio Caló, había anticipado que si el gobierno dictaba la conciliación el gremio iba a “suspender” el paro anunciado de 36 horas, pero que volvería a convocarlo después de que termine lo que fija la ley y si no hay acuerdo paritario.

De esta manera se posterga la huelga nacional metalúrgica declarada este lunes por el gremio que se iba a llevar a cabo a partir del mediodía de mañana y durante todo este jueves y que incluye una movilización obrera.

"Hace 20 días que los trabajadores vienen pidiendo hacer paro, tengo el aval del congreso de delegados para convocarlo", sostuvo Caló y agregó que después de siete reuniones con los empresarios "volvieron a hacer una oferta del 22 por ciento y no se mueven de eso".

Las cámaras empresarias y el gremio no lograron acercar posiciones en las paritarias, y en ese marco el también titular del la CGT explicó que lo que ellos reclaman es un salario de bolsillo de 6.700 pesos para un trabajador que se inicia, hoy cobran sólo 5000 pesos en la mano, lo que representa un aumento del 32 por ciento, lo cual el sindicalista considera que "no es un pedido descabellado".

Para su implementación proponen que el 20 por ciento se pague en forma inmediata y otro 12 por ciento después de mitad de año, mientras el sector empresarial no cede del 22 por ciento.

Consultado sobre los últimos anuncios que el ministro de Economía, Axel Kicillof, hizo sobre la reducción en la escala de Ganancias para la cuarta categoría para los trabajadores, cuyos sueldos se encuentran en la franja de 15.000 a 25.000 pesos, Caló fue contundente y se preguntó: "¿Te parece que a mí me importa el impuesto a las Ganancias? De los trabajadores que represento sólo 20.000 pagan ese impuesto; yo tengo que pensar en los 230.000 restantes".

Desde el gremio consideraron que "el fracaso de las negociaciones obedeció de forma exclusiva a la tozudez de las cámaras patronales, cuyos representantes no quisieron moverse un ápice de la propuesta de mejora del 22 por ciento".

"Ello resultó inaceptable por insuficiente, ya que el gremio planteó la necesidad de llevar el mínimo a 6.700 pesos, es decir, el salario garantizado de la categoría inferior", señalaron.

Al fundamentar su reclamo, la UOM insistió en explicar que el trabajador de menor categoría y que recién se inicia en la actividad percibe apenas 5000 pesos y que "lo único que se reclamó es que ese monto pase a 6700, lo que representa un 32 por ciento sobre el mínimo".

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo