sec-corbata

El vicepresidente uruguayo está acorralado por una causa sobre corrupción

El vicepresidente uruguayo, Raúl Sendic, está en la cuerda floja y en Montevideo todos especulan con su renuncia debido a la investigación judicial que lo tiene bajo sospecha de haber usado una tarjeta corporativa para uso personal cuando estuvo al frente de la petrolera estatal Ancap. El presidente Tabaré Vázquez parece haberle soltado la mano y no se muestra dispuesto a ensayar ninguna defensa en favor de su compañero de gobierno. Incluso, instaló sobre la mesa la cuestión de si Sendic asumirá la decisión de dimitir o no. "Será una decisión personal. Yo no tengo potestades ni constitucionales ni legales. (En Uruguay) ningún presidente puede destituir a un vicepresidente, no lo puede hacer", explicó el sucesor de José Mujica en el gobierno.

El Tribunal de Conducta Política (TCP) -organismo integrado por la coalición de izquierda que compone el Frente Amplio- por el presunto uso irregular de una tarjeta corporativa de Ancap entre 2005 y 2013, años en los que fue vice y presidente de la empresa.  Por este mismo caso, Sendic también está siendo investigado en la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep), que aún no ha emitido su fallo.

En junio de este año el semanario local Búsqueda publicó los gastos que hizo Sendic en ese período con la tarjeta corporativa, en los que se incluyen compras de ropa, joyas y electrónica por montos de alrededor de 4.500 dólares.

El TCP del oficialismo, en tanto, sí ha concluido su investigación, aunque el dictamen de este órgano interno del FA se mantiene en reserva, en un sobre cerrado y guardado en la caja fuerte de la sede de la coalición. Según explicó recientemente el presidente del FA, Javier Miranda, su contenido será revelado en el próximo Plenario Nacional del oficialismo, cuya fecha aún no fue determinada.

Tormentita de verano

Para el Pepe no es tan grave lo del vicepresidente.

Mientras tanto, el ex presidente José "Pepe" Mujica trató de reducir daños y minimizó la trascendencia del asunto. "Estas son tormentitas de verano. Cuando te comiste 13 o 14 años en cana (prisión) y te mataron a palos... Acá no se muere nadie, habrá una lágrima y a empezar de nuevo", expresó el ex guerrillero tupamaro, quien estuvo preso en condiciones extremas entre 1972 y 1985, durante el período de la dictadura cívico-militar uruguaya.

El ex mandatario de 82 años -que gobernó el país vecino entre 2010 y 2015- participó del homenaje que se realizó a Eleuterio Fernández Huidobro, uno de los fundadores en los años 60 de la guerrilla de izquierdas Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (MLN-T) -compañero de celda de Mujica-, quien falleció hace un año, mientras ejercía como ministro de Defensa Nacional.

Habituado a emplear un lenguaje coloquial y despojado, Mujica reconoció en rueda de prensa que Sendic está "cascoteado" y "preocupado" por la situación que atraviesa, que ha llevado a que los rumores respecto de su posible renuncia aumenten, consignó la agencia de noticias EFE.
"En la vida lo principal no es triunfar. Es volver a empezar. Se los digo a todos, pero soy un viejo vizcacha dando consejos y no me dan pelota", reflexionó Mujica.
 

Télam

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo