sec-corbata

Dakar: denuncian que sale caro y rompe todas las reglas

Son varias las voces que se manifiestan contra la competencia que culminará el 16 de enero en Rosario. Desde la Fundación Para la Defensa del Ambiente fueron críticos en varios aspectos, aunque apuntaron principalmente a la parte ecológica y económica

El Rally Dakar genera gran expectativa en el público fierrero y son varios los curiosos que se acercan a las rutas argentinas para ver, aunque sea un instante, a los competidores en acción. También los distintos gobiernos que reciben a la competencia se entusiasman con la movida, pero existen quienes van más allá y advierten sobre el perjuicio que generan motos, autos y camiones al recorrer distintos espacios de nuestra geografía.

Raúl Montenegro, ambientalista y presidente de la Fundación Para La Defensa del Ambiente (Funam), resumió que “el Dakar es una competencia expulsada de África que acá viola todo tipo de normas”.

El especialista, que desde su espacio lucha para menguar el impacto ambiental que la competencia genera, celebró que países como Colombia, Ecuador, Chile y Perú le hayan puesto un freno a la tradicional prueba. “Afortunadamente se está dando todo, las ilegalidades no pueden durar mucho tiempo”, recalcó Montenegro en Sí 98.9.

La preocupación de quienes defienden la tierra argentina creció cuando el Dakar fue autorizado a atravesar el Parque Nacional Los Cardones, reserva de los Valles Calchaquíes, en la provincia de Salta. Montenegro advirtió que en otros países ya se destruyeron sitios arqueológicos (más de un centenar, dicen) y se mostró molesto porque los organizadores “usan el tercer mundo para hacer cosas que en Europa no pueden”.

Una de las banderas que alzan quienes cada año se entusiasman con la llegada del Dakar tiene que ver con lo económico. Los distintos municipios que reciben a la competencia argumentan que con la llegada de los fierros aumentan las recaudaciones. Pero para el ambientalista y profesor de la Universidad Nacional de Córdoba la historia no es tan así.

Montenegro explicó que con cada Dakar el Gobierno Nacional aporta entre 6 y 10 millones de dólares y además cada provincia debe hacerse cargo del sistema de seguridad (gastos de policías, combustibles, móviles).  Todo esto sin mencionar las muertes de competidores y espectadores. “El Estado termina siendo cómplice”, sentenció al respecto el presidente de Funam.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo