sec-corbata

Mujer amenazada por denunciar a narcos advierte que le quitarían custodia

Adriana Abaca, ex empleada policial que alertó sobre la presencia de narcos en la zona oeste y desde entonces es blanco de amenazas, aseguró que le quieren quitar la custodia pese a la existencia de una orden judicial

Adriana Abaca, quien denunció la presencia de varios bunker de venta de droga, advirtió que la Justicia Federal la quiere dejar sin la custodia. La mujer aseguró que los oficiales de Gendarmería Nacional apostados por orden judicial en la puerta de la casa que comparte con hijos y nietos en la zona oeste deslizaron que dejarían de cumplir el servicio. Según se quejó en diálogo con Rosarioplus.com y Sí 98.9, el motivo es que ella se ausenta por viajes repetidos y la custodia entiende que la protección es para ella cuando se encuentra en su casa, no cuando viaja ni para su grupo familiar.

Abaca es una ex agente de policía casada con un comisario retirado que se animó, en 2012, a denunciar un espacio de venta de drogas en barrio Godoy vinculado al clan de Los Monos. Tras realizar la denuncia, la mujer comenzó a sufrir diversas amenazas y ataques. La más grave fue un tiroteo que tuvo como objetivo su hogar: dos disparos contra su vivienda y otros contra ella. 

“Mi vida y la de mis hijos cambió. Ya no salimos a la calle. Di de baja el teléfono fijo porque las llamadas de amenaza se repetían a diario. Levantaba el aparato y del otro lado se escuchaban gatillazos”, explicó Abaca. Según la ex agente de Policía, sus hijos y nietos redujeron la vida social al mínimo: ir a trabajar, estudiar y hacer las compras. “Ya no salen a bailar y los amigos dejaron de venir a visitarlos”, completó.

Si bien la Justicia le otorgó custodia, hay un antecedente de interrupción de esa protección a mediados de 2015, aunque luego Abaca hizo un reclamo público al respecto y el servicio fue restituido.

Sobre la situación actual y la posibilidad de que le quiten nuevamente la custodia, la mujer señaló que el conflicto empezó hace unas semanas, cuando se inició la feria judicial. “Estoy construyendo una casa en un terreno de una localidad cercana porque me quiero mudar. Voy y vengo. Los agentes de Gendarmería le dijeron a mi familia que se iban a ir porque la custodia era para mí y yo no estaba”, detalló Abaca y remarcó que la medida de protección alcanza al grupo familiar, al hogar y es por tiempo indeterminado.“(Los narcos) cumplen siempre las venganzas. Aprovechan que pase el tiempo y la desatención de la Justicia, como en este caso. Eso le pasó a Norma Bustos (asesinada en 2014 en barrio Tablada por denunciar a los hermanos Damario)”, concluyó la ex agente policial.

Escuchá a Adriana Abaca, que dialogó con Sí 98.9

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo