Los últimos suspiros de un verano caliente

El calor continuará este martes cuando el sol se haga sentir durante toda la jornada aunque no pique como sí lo hizo durante enero. Aún queda una semanita de verano, y se quiere despedir con temperaturas altas.

El cielo no estará totalmente despejado, pero el calorcito comenzará a crecer hasta llegar a los 33 grados, que se aliviará con algún viento moderado del sector norte. Por lo tanto, una remerita, camisa o blusa y nada más para salir a la calle. 

En la semana el calorazo se hará sentir, hasta los 36 grados, que luego explotarán en agua llegando al fin de semana. Así que ha disfrutar los últimos vestigios de un verano ardiente. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo