En el Registro de la Propiedad deslindan responsabilidad con el fraude inmobiliario

El subsecretario de Asuntos Registrales del Ministerio de Justicia santafesino, Matías Figueroa, desestimó la participación de empleados en la megacausa por fraude y lavado de dinero. Iniciarán sumarios administrativos internos. “Las escrituras son reales. Puede ser que se hayan hecho con poderes apócrifos, que no se hacen en el Registro hace 13 años”, explicó el funcionario.

Una de las aristas de la megacausa que alcanza a 11 empresarios y profesionales de Rosario, y que hoy retoma actividad en la audiencia imputativa, recae en el Registro de la Propiedad de Santa Fe, por donde pasaron varios documentos ligados con las maniobras de apropiación de terrenos y fraude. Los investigadores pusieron el ojo en los empleados de la repartición encargada de emitir las escrituras. En particular, sobre si alguno facilitó la maniobra delictiva de la que se acusa a la red de empresarios, profesionales y testaferros. En escuchas divulgadas por el Ministerio Público de la Acusación (MPA) se menciona a una empleada del Registro que habría pedido un préstamo de 10 mil pesos a la banda para agilizar los trámites de una de las escrituras de los terrenos.

Matías Figueroa (der.) junto al ministro de Justicia, Ricardo Silberstein. (Fb)

En diálogo con radio Sí 98.9, Matías Figueroa, subsecretario de Asuntos Registrales dependiente del Ministerio de Justicia de Santa Fe, dijo que no detectó "ninguna complicidad con ningún empleado ni elementos adulterados" en las oficinas. “Las escrituras que son parte de la causa vienen de poderes apócrifos. No tienen injerencia dentro del Registro porque hace más de 13 años que no se inscriben poderes. Eso se hace afuera y sólo se da fe a lo que ingresa el escribano. La inscripción no convalida la escritura”, explicó Figueroa.

Consultado sobre por qué la Fiscalía involucró a una empleada del Registro a partir de una escucha, Figueroa respondió: “Pedimos un informe para saber si algún empleado está involucrado para iniciar el sumario interno”. En las escuchas dos imputados deslizaban que se trataba de una mujer a la que debían abonarle unos 10 mil pesos para conseguir una escritura. Al respecto, el funcionario reparó en que una de las escrituras involucradas en la megacausa fue inscripta y quedó como provisoria. “Salió (por el papel) y volvió a entrar. Esto da el indicio de que no hubo involucramiento de un empleado. Si hubiese sido así, hubiera quedado definitiva en el primer ingreso”, aclaró el funcionario provincial.

Figueroa admitió que trabajan con Fiscalía desde el inicio de la causa y que el gobernador Miguel Lifschitz les pidió colaborar e iniciar los sumarios correspondientes.

Antecedente similar

El subsecretario de Asuntos Registrales contó que hace poco detectaron maniobras en la capital santafesina de fraude y falsificación con propiedades. Los estafadores falsificaban el título de una propiedad abandonada o cuyos dueños habían fallecido. Sumaban un titular al original y así transferían los inmuebles. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo